Archivo de la etiqueta: telescopio WISE

Los monstruos galácticos pierden su apetito conforme pasa el tiempo

monstergalax
Ésta imagen muestra dos de los cúmulos galácticos observados por las sondas WISE y Spitzer de la NASA. Los cúmulos galácticos se encuentran entre las estructuras más masivas del Universo. La galaxia más grande en cada grupo, denominada la “galaxia más brillante o BCG, se aprecia en el centro de cada una de las imágenes /Crédito: http://www.physorg.com

El universo está lleno de trozos de galaxias que están juntas gracias al afecto de atracción que ejerce la gravedad. A ese conjunto de trozos se les denomina conglomerados o cúmulos. En el  corazón de la mayoría de estos cúmulos se encuentra una galaxia monstruosa que va creciendo en tamaño luego de alimentarse del material de las galaxias vecinas.

Gracias a nuevas observaciones realizadas por el telescopio Spitzer de la NASA  y el Wide-field infrarred Survey Explorer o (WISE) se ha podido demostrar, contrario a las teorías preexistentes, que estas gigantescas galaxias disminuyen su tamaño conforme pasa el tiempo, ya que se alimentan con menor proporción de las galaxias vecinas.

“Hemos encontrado que estas galaxias masivas han comenzado a hacer dieta en los últimos 5,000 millones de años y por consiguiente no han ganado mucho peso”, afirmó Yeng-Tinglado Lin, quien es el autor principal del estudio, el cual ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal.

Por su parte, para Peter Eisenharfdt, quien trabaja para el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, “WISE y Spitzer nos están mostrando que todavía tenemos mucho por aprender en lo referente a la masa de las galaxias más masivas”.

El nuevo descubrimiento ayudaría a los astrónomos a comprender cómo los cúmulos de galaxias -que son de las estructuras más masivas del universo- se forman y evolucionan.

Los cúmulos de galaxias están hechos por miles de éstas que se reúnen alrededor del miembro más grande llamado “la galaxia de mayor brillo” o BCG. Estas BCG pueden ser hasta decenas de veces más grandes que la Vía Láctea y van engordando poco a poco mientras se alimentan de otras.

Para hacer un monitoreo de cómo funcionan estos procesos, los astrónomos analizaron cerca de 300 cúmulos galácticos que se encuentran a una distancia de 9,000 millones de años. El cúmulo más lejano data de cuando el universo tenía unos 4,000 millones de años de edad y el más cercano de cuando el universo era más viejo y tenía unos 13,000 millones de años.

“Es imposible ver a una galaxia crecer, por lo que nuestro trabajo consiste en hacer un censo poblacional”, afirma Lin. “El nuevo estudio que hemos hecho nos permite conectar las propiedades de los cúmulos que observamos en el pasado relativamente reciente con aquellos que observamos y que pertenecen al pasado más lejano del universo”.

Tanto el telescopio Spitzer como el WISE son telescopios infrarrojos, pero poseen  características únicas que hacen que se complementen el uno con el otro en estudios como los realizados ahora. Por ejemplo, el Spitzer puede ver con mayor detalle que el WISE, lo que le permite capturar mejor los cúmulos más lejanos. En contraste, el WISE hace mejor su trabajo capturando imágenes de cúmulos cercanos.

Hay que señalar que los científicos desconocen por ahora cuales son las verdaderas razones por las galaxias BGC tienden a disminuir su apetito, pero lo que sí es un hecho es que los modelos actuales sobre la formación y la estructura de las galaxias deben replantearse a la luz de los nuevos descubrimientos.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Phys.org

_____________________

Anuncios

Encuentran una de las estrellas más cercanas al Sistema Solar

Estrella WISE

Una sonda de la NASA que se dedica a detectar Rayos infrarrojos en el universo, la Wide Field Infrared Survey Explorer, ha descubierto un par de estrellas las cuales son consideradas como el tercer sistema de estrellas más cercano a la Tierra después de Alpha Centauro y la estrella de Barnard, la cual fue descubierta en 1916.

Las dos nuevos astros son del tipo enana marrón, que son estrellas muy pequeñas en cuanto a masa se refiere y que, por su tamaño, son incapaces de producir el suficiente calor para generar reacciones termonucleares a partir de la combustión del hidrógeno. Como resultado de tu tamaño también son frías y y no producen mucha luz.

“La distancia a este par de estrellas es de 6,5 años luz. Tan cerca están de nosotros que una transmisión de ondas de radio enviada desde nuestro planeta en 2006 está llegando ahí justamente ahora”, dijo Kevin Luhman, profesor asociado de astronomía y astrofísica de la Universidad de Penn. “Es un excelente lugar para buscar planetas porque el sistema se encuentra muy próximo a la Tierra, lo que hace muy fácil detectar cualquier planeta que esté orbitando aún estrellas con tan poca luminosidad y tan pequeñas como las enanas marrones”, añadió.

Por otro lado, algunos de los astrónomos más importantes del mundo como Sir Martin Rees, creen que una civilización extraterrestre avanzada, en lugar de utilizar diferentes ondas de radio o luz visible para enviar un mensaje, podrían recurrir a otros medios de comunicación como los neutrinos u ondas gravitatorias o bien utilizar algún otro tipo de forma de comunicación que actualmente desconocemos.

“El hecho de que hasta ahora no hemos encontrado la mínima evidencia de vida, mucho menos inteligencia, más allá de la Tierra”, afirmó alguna vez Arthur C. Clarke, “no me sorprende ni me decepciona porque nuestra tecnología debe de seguir siendo ridículamente primitiva comparada con la de otras posibles civilizaciones”.

Por su parte, para lord Rees, quien tiene publicados un centenar de libros sobre cosmología y quien también es presidente de la Sociedad Real Británica, la existencia de vida inteligente podría estar más allá de nuestra comprensión.

“Podría estar mirándonos a la cara y simplemente no la podríamos reconocer. Esto se debe a que siempre estamos buscando algo parecido a nosotros, asumiendo que tienen la misma tecnología y matemáticas que nosotros”.

“Yo sospecho que podría haber vida e inteligencia en formas que no podemos concebir. Tal y como le sucede a un chimpancé que no puede comprender la teoría cuántica, también existen aspecto de la realidad que van más allá de la capacidad de comprensión de nuestros cerebros”.

Por su parte, Frank Drake, el fundador del Instituto SETI y de la famosa ecuación de Drake, cree que la televisión satelital y la llamada revolución digital están haciendo invisible a la humanidad de los alienígenas cortando las señales de radio y televisión en el espacio. La Tierra está actualmente rodeada por una cáscara de radiación de 50 años luz producida por la televisión analógica, las ondas de radio y las transmisiones por radar. De acuerdo con Drake, las señales digitales de televisión lucirían como ruido blanco para una civilización extraterrestre que nos estuviera observando.

A pesar de que las señales se han expandido lo suficiente para alcanzar muchas sistemas estelares cercanos, están desapareciendo rápidamente con el surgimiento de la tecnología digital, afirma Drake.

En los años 60, Drake encabezó la conversión del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico en un importante centro de radio astronomía. Como investigador, Drake estuvo involucrado en los primeros trabajos sobre estrellas pulsares; también contribuyó, junto con Carl Sagan, al diseño de la placa que lleva el primer mensaje que ha sido enviado al espacio mediante la sonda Pioneer, la cual ya ha superado los confines del sistema solar. La placa fue diseñada -o al menos eso es lo que se pretende- para ser comprendida por cualquier civilización extraterrestre que la encuentre.

Por otro lado, el nuevo sistema binario ha sido bautizado como “WISE J104915.57-531906, debido a que ha sido descubierto gracias a un mapa de todo el universo creado por el telescopio WISE.

Para Edward Wright, el investigador principal de este hallazgo, “cuando propusimos la sonda WISE lo hicimos con la idea de encontrar la estrella más cercana al sol. Y lo hemos encontrado ya que WISE J1049-5319 es, por mucho, el sistema de estrellas más cercano a la Tierra encontrado hasta ahora”.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________

El telescopio WISE de la NASA detecta millones de agujeros negros

Millones de hoyos negros han sido descubiertos gracias al Explorador de Rayos Infrarrojos de la NASA de nombre WISE, cuya misión ha llevado al descubrimiento de agujeros negros supermasivos y galaxias de tipo extremas que tienen la característica de poseer una gran cantidad de polvo que las obscurece.

Las imágenes muestran a millones de agujeros negros alrededor del universo y más de 1,000 objetos considerados como las galaxias más luminosas encontradas hasta ahora. Estas nuevas y poderosas galaxias arden y brillan en longitudes de onda infrarrojas.

“WISE ha expuesto una gran cantidad de objetos que antes estaban escondidos”, afirmó Hashima Hasan, quien trabaja en las oficinas centrales de la NASA en Washington.

“El telescopio WISE escaneó dos veces el cielo entero en rayos infrarrojos, completando su trabajo en 2011 y capturando millones de imágenes. Todos los datos de la misión se han hecho públicos, permitiendo a los astrónomos indagar en la información para hacer nuevos descubrimientos.”

Los últimos resultados están ayudando a los astrónomos a comprender mejor cómo las galaxias y los agujeros negros que se encuentran al centro de cada una de estas, crecieron y evolucionaron de forma conjunta. Por ejemplo, el gran agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea, llamado Sagitario A, posee una masa que es 4 millones de veces la masa del Sol. Y agujeros negros aún más grandes que se encuentran en otras galaxias, de millones de veces la masa del Sol, han dejado de producir estrellas.

El polvo que rodea a las galaxias puede ser un gran impedimento para observar estrellas y agujeros negros supermasivos. Afortundamente el telescopio WISE permite observarlas debido a su capacidad para detectar ondas infrarrojas. /Imagen: Nasa.gov

En uno de los estudios, los astrónomos utilizaron al telescopio WISE para identificar 2,5 millones de agujeros negros supermasivos que, literalmente, se comen el material de las estrellas que los rodean. Alrededor de dos tercios de estos objetos nunca habían sido detectados con anterioridad porque el polvo bloquea su luz visible. En este sentido, WISE tiene la capacidad de detectar fácilmente estos monstruos gracias a que estos inmensos hoyos negros calientan el polvo que los rodea causando que brillen en luz infrarroja.

“Tenemos a estos agujeros negros acorralados”, afirmó Daniel Stern del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y uno de los autores principales del trabajo.

Por otro lado, en otros dos estudios realizados por el telescopio WISE, los científicos han encontrado las galaxias más brillantes conocidas hasta el momento e identificando alrededor de 1,000 candidatos. Estos objetos, considerados como extremos, pueden llegar a ser capaces de producir más de 100 trillones de veces más luz que nuestro Sol y, pese a que poseen mucho polvo, solamente pueden ser detectados a través de ondas largas como las que producen los rayos infrarrojos. Rayos que solamente pueden ser captados por telescopios como el WISE.

Otro aspecto de llamar la atención es que, las observaciones de la WISE, combinadas con información proveniente del telescopio de ondas submilimétricas del Observatorio de la Universidad de California, han revelado que estas galaxias extremas son dos veces más luminosas que otras galaxias que también emiten rayos infrarrojos. Una de las teorías afirma que el polvo que las rodea está siendo calentando por una explosión de actividad proveniente de agujeros negros supermasivos.

En este sentido, “podríamos estar viendo un nueva y rara fase en la evolución de las galaxias”, afirmó Jingwen Wu del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y autora principal de los estudios que se han hechos sobre observaciones en ondas milimétricas.

________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Planetsave