Archivo de la etiqueta: saturno

Descubren la formación de una luna alrededor de los anillos de Saturno

luna-saturno

Por primera vez en la historia, los científicos han podido observar directamente la formación de una nueva luna en nuestro Sistema Solar. Y es que la sonda Cassini de la NASA ha detectado un satélite que se está formando en uno de los bordes de los anillos de Saturno.

Los astrónomos alrededor del mundo están sorprendidos sobre este increíble descubrimiento. A la luna le han llamado Peggy y, para Carl Murray, uno de los descubridores, “nunca habíamos visto algo así antes. El objeto se está desprendiendo de los anillos y probablemente encuentre su lugar rápido”. 


El proceso de formación y el movimiento hacia afuera que presenta la luna Peggy les ofrece a los astrónomos pistas sobre la formación de otra luna alrededor de Saturno. También ofrece pistas sobre cómo se formaron los planetas alrededor del Sol. De hecho, el movimiento hacia adelante de Peggy nos puede indicar cómo se formó la Tierra en lo más profundo del Sistema Solar hasta irse separando, poco a poco, del Sol. 

De acuerdo con la NASA, en 2016 la sonda Cassini se aproximará al anillo A de Saturno con la finalidad de fotografiar y hace estudios más profundos del nuevo satélite.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Gizmodo.

Anuncios

El impacto de cometas crea los ingredientes para la vida, revela nuevo estudio

cometas 

Un grupo internacional de investigadores han confirmado que la vida realmente podría provenir del espacio.

 Para llegar a esta afirmación el equipo comprimió una mezcla de hielo, similar a la que se puede encontrar en cometas, para crear a partir de esto una mezcla de aminoácidos que son los ladrillos de la vida. Con esta mezcla realizaron después varias simulaciones en las super computadoras Rzcreal y Aztec.

La investigación, que comenzó desde 2010 a cargo del científico Nir Goldman, encontró que el impacto de los cometas de hielo sobre la Tierra hace millones de años, había producido material prebiótico como los aminoácidos. Estos compuestos son fundamentales para el desarrollo de la vida y sirven como piezas para producir proteínas. El trabajo de este científico pudo predecir que las moléculas simples encontradas en cometas (como agua, amoniaco, metanol, y dióxido de carbono), interactuaron con el material que había en la Tierra para formar compuestos más complejos y finalmente vida.

En el nuevo trabajo, en el que también participan investigadores del Imperial College de Londres, se realizaron una serie de experimentos parecidos a los que previamente había realizado Goldman y donde un proyectil es lanzado utilizando una pistola de gas que emite luz hacia una mezcla de hielo de cometa previamente preparada en el laboratorio. El resultado: la formación de un gran número de diferentes tipos de aminoácidos.

“Estos resultados confirman nuestras primeras predicciones del impacto que tiene bombardear con gas de luz material prebiótico”, afirmó Goldman.

Los cometas son conocidos por contener material orgánico que es precursor de loa aminoácidos. De hecho, la presencia del más simple aminoácido ha sido recientemente confirmada en el cometa Wild-2.

El equipo también encontró que cuerpos de hielo con los mismos componentes creados de impactos de cometas también han sido encontrados en el Sistema Solar exterior. Por ejemplo, Enceladus, una de las lunas de Saturno, contiene una mezcla de organismos muy simples y agua en forma de hielo.

Con toda esta información los científicos pueden concluir que es altamente probable que el impacto de un cometa viajando con la suficiente velocidad produciría suficiente energía para provocar la creación de compuestos orgánicos más complejos, incluyendo aminoácidos, en nuestro planeta.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Astrobiology Magazine. 

_____________________

 

Científicos buscan resolver un interesante misterio sobre Titán

titan1

Uno de los más fascinantes descubrimientos recientes en nuestro Sistema Solar es cómo la superficie de la luna Titán de Saturno se asemeja a la Tierra: está dotado de lagos y mares, tiene canales, islas, nubes que producen lluvia y probablemente hasta arcoiris. El agua en Titán, sin embargo, no está compuesta por H20 y su temperatura alcanza los 143 grados bajo cero. Dicha temperatura impide que el agua esté en estado líquido. Sin embargo, los investigadores creen que el fluido que esculpe Titán podría estar compuesto de una mezcla de metano, etano y otros hidrocarburos aún desconocidos.

La idea de que Titán es un mundo húmedo es mayoritariamente aceptada por la comunidad científica, ya que la sonda Cassini de la NASA ha volado sobre esta luna más de 90 veces desde 2004, creando un mapa de sus lagos y mares. También, y en 2005, el robot Huygens se separó de la sonda Cassini para descender a través de sus nubes y aterrizar en su húmedo suelo.

Pero algunas preguntas respecto a los lagos y mares presentes en esta luna permanecen sin respuesta como por ejemplo: ¿Dónde están todas las olas y mareas? En Titán, las olas de los lagos son extrañamente suaves, pese a que se sabe por los datos obtenidos por la sonda Cassini que existen vientos bastante poderosos que podrían hacer que las olas se movieran. 

Una posible respuesta a este escaso movimiento en el oleaje podría deberse al hecho de que la gravedad en Titán es de tan solo 1/7 de la gravedad presente en la Tierra, por lo tanto, esta escasa gravedad ofrece muy poca resistencia al movimiento de las olas.

lagosdetitan
Aquí se aprecian los lagos de Titán /Crédito: NASA

Pero los investigadores siguen barajando varias hipótesis: quizá, afirman, los lagos estén congelados. Pero, para el científico planetario Alex Hayes es poco probable el congelamiento “porque hemos encontrado evidencia de lluvias y temperaturas en la superficie que se encuentran arriba del punto de congelación”. O quizá los lagos estén cubiertos por una sustancia parecida al alquitrán que amortigua el movimiento de las olas.  “Todavía no podemos descartar eso”, señala.

La respuesta podría encontrarse en los resultados de un estudio que Hayes y sus colegas acaban de publicar (Julio de 2013) en la revista Icarus, donde toman en cuenta la gravedad de Titán, la escasa viscosidad de los hidrocarburos líquidos, la densidad de la atmósfera de la luna y otros factores.

6a00d8341bf7f753ef0192ac26fa39970d

También sugieren una tercera posibilidad: que los vientos no soplen lo suficientemente fuerte ya que, desde que la Cassini alcanzó esta Luna en 2004, los lagos del hemisferio norte (donde se encuentran la mayoría) han estado en un estado permanente de congelación. Estado que impediría que las olas se movieran.

Pero ahora las estaciones han cambiado y en Agosto de 2009 el Sol cruzó el ecuador de Titán hacia el norte, proveyendo de luz, calor y vientos a los lagos.

“De acuerdo con los modelos climáticos, los vientos llegarán a su punto máximo en 2017 y serán lo suficientemente fuertes para crear mareas y ondas”, dice Hayes.

Si éstas aparecen, Cassini será capaz de detectarlas. Para Hayes, “comprender la oceanografía de otro mundo es todo lo que necesitamos ahora”.

Y, evidentemente, será hasta 2017 cuando comprendamos de una vez por todas el movimiento de las olas de este intrigante mundo congelado.
___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________

Así se ven la Luna y la Tierra desde Saturno

20130726-202545.jpg
El punto que aparece señalado con una flecha es la Tierra vista desde Saturno gracias a las imágenes tomadas por la sonda Cassini de la NASA /Crédito: NASA.

Imágenes a color y blanco y negro tomadas de la Tierra por dos naves interplanetarias de la NASA, muestran a nuestro planeta y a la Luna como un par de pequeños puntos brillantes.

La nave responsable de tomar estas fotografías es la sonda Cassini, la cual capturó imágenes en color de ambos cuerpos desde una órbita en el sistema de Saturno que se encuentra a unos miles de millones de kilómetros.

Por su parte, la sonda Messenger, la primera nave en orbitar Mercurio, tomó imágenes en blanco y negro a una distancia de 98 millones de kilómetros como parte de una campaña para buscar satélites naturales del planeta.

En las imágenes de Cassini, la Tierra y la Luna aparecen solamente como pequeños puntos: nuestro planeta como un punto azul pálido y la Luna como una pequeña mancha de color blanco. En el primer plano de la imagen son visibles sus majestuosos anillos.

Y tal vez lo más interesante de todo es que es la primera vez que los seres humanos podemos observar a la Tierra y su satélite desde tales distancias.

“No podemos ver continentes o seres humanos en estas imágenes, pero este punto azul es un resumen sucinto de quiénes éramos el 19 de Julio”, afirmó Linda Spilker del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

tierra_saturno1
Los dos puntos que aparecen arriba podrían ser confundidos por estrellas, pero en realidad son la Tierra y la Luna. La imagen fue realizada por la sonda MESSENGER a una distancia de 98 millones de kilómetros. de la Tierra. Por otro lado, la imagen que aparece abajo del lado izquierdo nos muestra cómo la Tierra se vería desde Mercurio. /Crédito: NASA

La investigadora también comentó que “las imágenes de la Cassini nos recuerdan lo frágil y pequeño que es nuestro planeta en la inmensidad del espacio, además de que da muestras de la ingenuidad de los habitantes de este minúsculo mundo que han sido capaces de enviar un robot para estudiar Saturno y devolvernos imágenes de nuestro propio hogar”.

Las imágenes de la Tierra tomadas desde el Sistema Solar externo son muy raras debido a la distancia y porque nuestro planeta se encuentra muy cerca del Sol. Otro factor es que la sensibilidad de los componentes de las cámaras son susceptibles de ser dañados si observan directamente al Sol (el mismo daño que causa a los ojos humanos mirarlo directamente, lo que puede causar ceguera).

Hay que decir que la sonda pudo tomar estas imágenes gracias a que, desde su propia perspectiva, el Sol se encontraba temporalmente escondido detrás de Saturno y la mayor parte de la luz era bloqueada por éste.

En las imágenes de la sonda Messenger, que está en Mercurio, la Tierra y la Luna tienen menos de un pixel, pero aparecen más grandes debido a que las imágenes se encuentran sobrexpuestas. Exposiciones largas son requeridas para capturar mayor cantidad de luz cuando los objetos irradian luz débil. En consecuencia, y desde el punto de vista del observador, los objetos brillantes aparecen saturados y aparecen más grandes.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Astrobiology Magazine.

_____________________

Nuevo modelo teórico explicaría como se formaron Jupiter y Saturno

jupiter-saturno

Un nuevo modelo teórico desarrollado por el científico del Instituto Carnegie de Washington, Alan Boss, da nuevas pistas de cómo pudieron haberse formado y evolucionado los planetas gigantes gaseosos -como Júpiter y Saturno- en nuestro Sistema Solar.

Las estrellas nuevas están rodeadas por un disco de gas durante las primeras etapas de su existencia. Se cree que los planetas gigantes se forman, precisamente, por la presencia de estos discos.

Pero existen varias teorías que compiten unas con otras respecto a cómo es que los planetas gigantes se forman alrededor de las protoestrellas. Una de estas teorías propone que estos planetas surgieron a partir de pequeños pedazos de roca y hielo que se fueron uniendo, seguido de la creación de un disco de gas que rodearía a la estrella naciente. La otra teoría propone que grupos de gas denso que se forman en brazos espirales, incrementan la masa y la densidad de estos brazos formando un planeta gigante en un solo paso.

Observaciones de estrellas jóvenes que siguen teniendo estos discos de gas, demuestran que las estrellas como el Sol se someten frecuentemente a periodos de estallido que duran al menos 100 años y que transfieren masa desde el disco hacia la estrella joven, incrementando su luminosidad. Se piensa que estas ráfagas cortas de acreción de masa son impulsadas por una inestabilidad gravitacional en el disco de gas.

“Los planetas gigantes, una vez que se forman, son muy difíciles de destruir”, afirmó Alan Boss, “aún durante el periodo de los fuertes estallidos energéticos que experimentan las estrellas jóvenes”, añade.

Para llegar a sus conclusiones, Boss desarrolló modelos tridimensionales muy detallados con la finalidad de demostrar que, independientemente de cómo se formaron los planetas gigantes gaseosos, estos debieron de haber sido capaces de sobrevivir a periódicas transferencias de masa desde el disco de gas hacia la estrella joven.

Por otro lado, uno de los modelos desarrollados es similar al Sistema Solar y su estabilidad es de unos 1000 años. El otro modelo contenía planetas parecidos a Júpiter y a Saturno y se le dio una estabilidad de 3,800 años. Los modelos mostraron que estos planetas fueron capaces de evitar ser forzados a migrar hacia el interior para ser tragados por la protoestrella en crecimiento, o ser arrojados completamente fuera del sistema planetario debido a la interacción que pudiese haberse dado entre un planeta y otro.

Actualmente se ha encontrado en torno a un 20% de planetas gigantes gaseosos en estrellas parecidas al Sol, lo que indica que el modelo propuesto por Boss sobre el origen de planetas como Júpiter y Saturno va por buen camino.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________