Archivo de la etiqueta: medicina

Médicos estadounidenses utilizan nuevo tratamiento con magnetismo para combatir la depresión

Los estadounidenses gastan miles de millones de dólares cada año en antidepresivos, pero el Instituto Nacional de Salud de este país estima que estas medicaciones les funcionan al 60 o 70% de las pacientes que las toman. Adicionalmente, el número de personas con depresión se ha incrementado un 18% desde 2005, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, que este año inició una campaña global invitando a las personas a buscar tratamiento.

El Instituto Semel de Neurociencia y Conducta Humana de la UCLA (Universidad de California. Los Ángeles) es uno de los pocos hospitales y clínicas en los Estados Unidos que ofrecen un tratamiento que funciona de forma fundamentalmente diferente que las medicinas. La técnica, que se llama “Estimulación Magnética Transcraneal”, lanza pulsos magnéticos en el interior de los cerebros de los pacientes: un enfoque que se ha comparado con la reconexión de una computadora, pero en este caso en particular, del cerebro humano.

La Estimulación Transcreanal ha sido aprobada ya por la FDA para tratar la depresión que no responde a los medicamentos y los investigadores de la UCLA han afirmado que este tratamiento ha sido infrautilizado. Pero afortunadamente los nuevos equipos que se lanzarán este verano prometen que el tratamiento estará disponible para más personas.

“Realmente estamos cambiando la forma en que se organizan los circuitos cerebrales, cómo se comunican entre sí”, dijo el doctor Ian Cook, director del Programa de Investigación y Clínica de la Depresión de la UCLA. “El cerebro es un órgano increíblemente cambiante. De hecho, cada vez que las personas aprenden algo nuevo, hay cambios físicos en la estructura del cerebro que pueden ser detectados”.

Nathalie DeGravel, de 48 años, de Los Ángeles, había probado infructuosamente múltiples medicamentos y diferentes tipos de terapia buscando quitarse la depresión que padecía, hasta que encontró la solución en la estimulación magnética. Ella le hablo de este método a su psiquiatra a principios de 2017 y él la remitió a la UCLA.

En unas pocas semanas, comenzó a sentirse aliviada del dolor de espalda que había estado experimentando; poco después su depresión comenzó a disminuir. DeGravel dice que ahora puede reaccionar más “sabiamente” a las luchas diarias de su vida, se siente más resistente, con más fuerza, y es capaz de hacer mucho más en su casa. De hecho acaba de actualizar su currículum para encontrar trabajo por primera vez en años.

Durante la terapia con estimulación magnética, el paciente se sienta en una silla reclinable, muy parecida a la que utilizan los dentistas, y un técnico coloca  el estimulador magnético contra la cabeza del paciente en un lugar predeterminado, basado en calibraciones de imágenes de su cerebro.

El simulador envía una serie de pulsos magnéticos hacia el cerebro. Las personas que se han sometido al tratamiento comúnmente informan que la sensación es como tener a alguien golpeando su cabeza y debido al sonido de click que hace, los pacientes a menudo usan auriculares o tapones para los oídos durante las sesiones.

La terapia dura de 30 minutos a 1 hora, y la gente comúnmente recibe el tratamiento varios días de la semana por seis semanas. Pero la nueva generación de aparatos pueden hacer que la terapia dure menos y se obtengan los mismos buenos resultados.

“Hay nuevos dispositivos de estimulación magnética aprobados recientemente por la FDA que permitirán a los pacientes obtener los beneficios del tratamiento en un periodo de tiempo mucho más corto”, dijo el doctor Andrew Leuchter, director del servicio clínico y de investigación del Instituto Semel. “Para algunos pacientes, podremos reducir la duración de una sesión de tratamiento de 37 a minutos a tan solo 3 minutos y completar un ciclo completo en dos semanas”.

Leitcher también señaló que algunos estudios han demostrado que la estimulación magnética es inclusive mejor que la medicación para el tratamiento de la depresión crónica.

“Estamos acostumbrados a pensar en tratamiento psiquiátricos mayormente en términos de terapias de conversación, psicoterapia o medicamentos”, dice Leitcher. “La terapia con estimulación magnética es un tipo de tratamiento revolucionario”.

Bob Holmes, también de Los Ángeles, es uno de los más de 16 millones de estadounidenses que informan tener un episodio depresivo cada año y él ha sufrido de depresión toda su vida. Él también se ha acercado a la UCLA para recibir este prometedor tratamiento.

Los médicos también están explorando si el tratamiento podría usarse para una variedad de afecciones incluyendo la esquizofrenia, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson o el dolor crónico.

___________________________________

Traducido y editado por Julio García

Referencia: https://dailyaccord.com/doctors-successfully-rewire-the-brain-of-people-with-depression/

Anuncios

Los esquizofrénicos podrían serlo desde que su madre está embarazada, revela nuevo estudio

Un nuevo estudio ha encontrado que la esquizofrenia podría originarse tan temprano como en las primeras 12 semanas de gestación, lo que significa que la enfermada podría ser tratada en el útero antes del nacimiento.

Creando mini cerebros en condiciones de laboratorio, los investigadores han podido percatarse e identificar claras perturbaciones en las células madre que rodean a los ventrículos, o cavidades del cerebro, posteriores a los dos semanas de gestación.

De acuerdo con el equipo de investigadores, este es un paso grande para la comprensión de los orígenes biológicos de este desorden del cerebro, el cual fue descrito por los antiguos egipcios en el 1550 antes de Cristo en los papiros “Ebers”.

“Esta enfermedad [la esquizofrenia] ha sido mal caracterizado por 4,000 años”, afirma uno de los investigadores, Michal Stachowiak de la Universidad Estatal de Nueva York.

“Finalmente ahora tenemos evidencia de que la esquizofrenia es un desorden que resulta de alteraciones en la formación y estructura del cerebro”.

Hay que decir que el equipo de investigadores logró crear lo que se conoce en el mundo de la ciencia como organoides cerebrales, que son órganos en miniatura que imitan al cerebro, todo esto utilizando células de la piel reprogramadas de tres personas que padecían esquizofrenia y cuatro personas sin la enfermedad las cuales actuaron como grupo de control.

Alimentados con los nutrientes, ácidos y glucosa correctos, estos pequeños cerebros pueden crecer y crear neuroectodermos, que es el tejido que forma nuestros cerebros. Eventualmente, cuando se lleva a cabo correctamente este procedimiento, se forman ventrículos cerebrales, corteza y aparece también una región similar al tallo cerebral.

“El objetivo de este experimento fue, en esencia, recapitular importantes etapas en la formación del cerebro que tienen lugar en el útero”, afirmó Stachowiak.

Conforme los modelos del cerebro comenzaron a tomar forma, los científicos notaron anomalías en los organoides desarrollados en pacientes con esquizofrenia: las células progenitoras neurales que forman neuronas no estaban apropiadamente distribuidas y, por consiguiente, muy pocas neuronas maduras aparecieron en el cortex.

Células madre con fallas (en rojo) en muestras de esquizofrenia (a la derecha).

Este estudio coincide con uno realizado anteriormente por otro equipo de científicos en el que se relacionó a la esquizofrenia con un fallo en el funcionamiento de la corteza, que es el lugar donde el cerebro lleva a cabo importantes tareas y funciones como la memoria, la atención y el procesamiento del lenguaje.

Para Stachowiak, “nuestra investigación muestra que la enfermedad muy probablemente comience durante el primer trimestre de gestación y que conlleve una división acelerada de las células, excesiva migración y diferencias prematuras de las células neuroectodermas”, de las cuales ya habíamos hablado anteriormente.

“Las neuronas que conectan diferentes regiones del cortex, las llamadas interneuronas, comienzan a tener un comportamiento con poca dirección y bastante caótico en el córtex de los esquizofrénicos, causando que las regiones corticales no se conecten bien, similar a lo que sucede cuando una computadora está mal conectada”.

Ahora que los científicos han podido encontrar este comportamiento caótico y de falta de conexión en las etapas iniciales del desarrollo de un feto, el siguiente paso será encontrar la manera en que esto puede ser tratado. Una falla genómica defectuosa llamada “Nuclear FGFR 1 Signaling”, podría ser la clave para ayudar a estos pacientes a dejar de tener alucinaciones, uno de los síntomas más evidentes de la esquizofrenia.

Podría ser también que algún tipo de dieta o inclusive hasta medicamentos podrían darse a las mujeres que estén embarazadas cuando el riesgo de que exista esquizofrenia en su descendencia sea identificado.

Es interesante señalar que los primeros síntomas de esquizofrenia aparecen usualmente en la adolescencia y al comienzo de la edad adulta, y se cree que esta enfermedad afecta a unos 21 millones de personas alrededor del mundo, causando severos problemas en el proceso de pensamiento, la percepción y el sentido del yo.

Sí bien la condición puede ser controlada con medicamentos, no hay una cura: pero los investigadores continúan aprendiendo más sobre las raíces genéticas de esta enfermedad que afecta directamente al “cableado” del cerebro.

Para terminar, Michal Stachowiak comenta que “ahora podemos afirmar que la esquizofrenia es un desorden provocado por una falla en cómo está construido el cerebro que ocurre cuando el feto apenas comienza a desarrollarse y que, por consiguiente, existe una clara malformación de los circuitos neuronales en el cortex”.

___________________________________

Traducido y editado por Julio García

Referencia: http://www.sciencealert.com/schizophrenia-begins-in-brain-in-first-trimester-of-pregnancy

Descubren importantes cambios en el cerebro de los esquizofrénicos

pacientes_esquizofrenia

El imitar a otros nos permite a los seres humanos aprender nuevas habilidades relacionadas con casi todo: desde aprender a bailar hasta cómo comportarnos en situaciones sociales específicas.

Y es que un nuevo estudio realizado a partir de varios escáners del cerebro de un puñado de individuos han podido reforzar y demostrar la teoría de que una falta de habilidad para imitar puede ser la base de una profunda y larga falta de habilidad para las interacciones sociales que caracterizan, sobre todo, a las personas esquizofrénicas.

Esto se ha podido comprobar cuando se les pidió a los pacientes con esquizofrenia que imitaran simples movimientos de mano y donde  sus cerebros exhibieron actividad cerebral anormal en áreas asociadas con la habilidad de imitar.

“El hecho de que pacientes con esquizofrenia muestren anormalidades en la actividad cerebral cuando imitan gestos muy sencillos con las manos es importante porque la acción de imitar es uno de los ladrillos fundamentales de las habilidades sociales”, afirma Katharine Thakkar, quien realiza un doctorado en la Universidad de Vanderbilt donde surgieron los estudios para comprender la complejidad y el funcionamiento de nuestro cerebro. “La habilidad de imitar se presenta muy temprano en la vida de un ser humano y es crucial para aprender a navegar en la esfera social”, añade.

La esquizofrenia es una de las 10 enfermedades que, en el mundo desarrollado, provocan más bajas laborales y falta de contacto social de los individuo que la padecen. También es un desorden que acarrea muchos costos económicos: un nuevo estudio publicado en 2005 estima que el costo total para tratar la esquizofrenia en Estados Unidos en 2002 fue de 62 millones de dólares.

En este sentido, una de las grandes barreras para los esquizofrénicos está en el hecho de que tienen pocas interacciones sociales. Esto les dificulta tener relaciones o mantener un empleo. Estas barreras se manifiestan de maneras muy diferentes, que van desde la paranoia (pensar que otras personas te persiguen) hasta un aislamiento absoluto. Esto, evidentemente, impacta en la calidad de vida.

“Como la gente con esquizofrenia comúnmente presenta problemas sociales, comprender su origen, tanto neurobiológico y de comportamiento, es sumamente importante”, dice Philip D. Harvey, profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento de la Universidad de Miami.

El nuevo estudio es el primero en su tipo en el que se utilizan imágenes de resonancia magnética y en el que se han podido realizar mapas de varios niveles de la actividad cerebral medida a partir de los cambios en la corriente sanguínea. La investigación fue realizada con 16 personas medicadas (que presentaban esquizofrenia) y 16 pacientes sin la enfermedad.

Los investigadores encontraron que los individuos con esquizofrenia mostraron alteraciones en la actividad cerebral en regiones del cerebro que estudios previos en primates han sido identificadas como cruciales para la imitación. Durante las pruebas de imitación que se les realizaron en el laboratorio, los pacientes mostraron menos actividad cerebral que aquellos individuos sanos en una región que está involucrada en detectar movimiento biológico (la manera especial en que se mueven las cosas vivas) y también en regiones relacionadas en transformar esta información visual en un plan para el movimiento. Al mismo tiempo, pacientes con esquizofrenia tuvieron más actividad que los participantes sanos en estas mismas regiones cuando realizaron acciones no imitativas.

“En esencia, la red de neuronas del cerebro encargadas de la imitación aparecen menos especializadas para la información social en pacientes con esquizofrenia. La red de neuronas involucrada en procesar estímulos sociales está perfectamente sintonizada en pacientes sanos, pero está fuera de sintonía en pacientes con esquizofrenia”, señala Sohee Park, una de las investigadoras que realizaron el estudio.

Por otro lado, las áreas específicas del cerebro que se sobre activan y desactivan están asociadas con el sistema de “neuronas espejo”. Este tipo de neuronas forman redes que se activan tanto cuando un animal actúa y cuando este animal observa la misma acción realizada por otro. Esto ha sido observado ya en el cerebro de los primates. En humanos, los neurocientíficos han localizado áreas utilizando técnicas de maleo cerebral que actúan de la misma forma.

“Si el mismo grupo de neuronas se activan cuando estoy escribiendo y cuando te veo escribir ¿Cómo se quién está realizando la acción de escribir? Afortunadamente siempre estamos seguros de quién realiza qué cosa. Nuestra investigación implica el rol de esta red en individuos con esquizofrenia quienes frecuentemente tienen serios problemas para determinar la acción” afirma Sohee Park.

Por otra parte, debido a que la enfermedad es producto de circuitos cerebrales que no están bien sintonizados, la investigadora Park no tiene muchas esperanzas para encontrar algún medicamento que sea capaz de tratarla en su totalidad.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Science Daily.

Ser joven y tener la presión alta puede desencadenar infartos

vasos

Un nuevo estudio ha revelado que tener la presión alta antes de los 18 años es una señal clara de que, en la edad adulta, se pueden tener problemas cardiovasculares.

El estudio también encontró distintos patrones de presión arterial en personas con edades comprendidas entre los 18 y 55 años que revelan el riesgo de padecer calcificación  de las arterias coronarias (que es una huella de enfermedad cardiaca) en la edad adulta. Estos depósitos de calcio hacen que las arterias se estrechen y que los ataques cardiacos sean más probables.

La investigación, que ha durado más de 25 años, es la primera en identificar diferentes patrones a largo plazo en donde se relaciona niveles de presión arterial alta con riesgos cardiovasculares.

Para Norrina Allen, de la Escuela de Medicina de Feinberg, en Estados Unidos “esto muestra que tu presión arterial siendo joven tendrá un impacto en el riesgo de tener un ataque cardiaco”. La doctora recomienda la prevención cuando somos jóvenes con la finalidad de reducir ataques cardiacos en la edad adulta.

Gracias al conocimiento de los patrones en la presión arterial, no solamente se podrán prevenir enfermedades, sino que motivará a los pacientes a llevar una vida más saludable que se traducirá en hacer una mayor actividad física o llevar una mejor dieta.

En este sentido, en personas con presión arterial alta, una intervención temprana que esté basada en cambios en el estilo de vida y a través del uso de medicamentos, es fundamental para reducir tanto la presión arterial como los ataques al corazón”.

En conclusión podemos decir que el estudio demuestra que una presión arterial alta cuando somos adolescentes puede llevar a a la obstrucción coronaria por calcificación. Dicha obstrucción desencadena que las arterias se tapen y que se produzca un infarto. Todo esto, como hemos dicho, se puede prevenir.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia:  Medical Xpress

Encuentran diferencias en cerebros de hombres y mujeres

Men women brains
Circuitos neuronales del cerebro de un hombre.

A partir de más de 1000 escáneres, un equipo de investigadores ha podido establecer, por primera vez, la diferencia entre los cerebros de hombres y mujeres.

Mapas del circuito neuronal han mostrado que, en promedio, el cerebro de las mujeres está mejor conectado entre los hemisferios derecho e izquierdo, en contraste con el cerebro de los hombres, donde las conexiones fueron más fuertes entre las regiones de la parte delantera y trasera del cerebro.

Para Ragini Verma, investigadora de la Universidad de Pennsylvania, la gran sorpresa es cómo este nuevo estudio validaría muchos estereotipos como por ejemplo que los cerebros de los hombres están mejor dotados de circuitos que les permiten realizar con mayor éxito tareas relacionadas con la percepción y las acciones que requieren coordinación, mientras que el cerebro de las mujeres estaría mejor dotado para realizar tareas donde se involucre memoria y habilidades sociales, haciéndolas mejor capacitadas para las multitareas.

Female brain
Circuitos neuronales del cerebro de una mujer.

“Si miramos muchos estudios, podemos encontrar que el lado izquierdo del cerebro está mejor capacitado para las tareas lógicas, mientras que el derecho está relacionado con la intuición. Por tanto, si hay tareas que involucren el uso de ambos hemisferios, entonces las mujeres lo harán mejor”, afirma Verma. En este sentido también señala que las mujeres “tienen mejor intuición que los hombres. También son mejores al recordar cosas.”.

El hallazgo ha sido posible gracias a que los investigadores estudiaron cómo está cableado el cerebro de hombres y mujeres sanos. El mapa les da a los científicos una imagen mucho más completa de lo que es normal para cada sexo en diferentes edades. Armados con estos mapas, ellos esperan aprender más sobre cómo las anormalidades que padecen algunos cerebros están relacionadas con desórdenes tales como la depresión y la esquizofrenia.

El equipo de Verma utilizó una técnica llamada Imágenes de Difusión del Tensor con la finalidad de hacer un mapa de las conexiones neuronales de 428 hombres y 521 mujeres cuya edad comprendía entre los 8 y los 22 años. Las conexiones neuronales son muy parecidas a un sistema de carreteras donde viaja el tráfico del cerebro.

Los escaneos mostraron también una gran conectividad entre los hemisferios derecho e izquierdo en las mujeres, mientras que las conexiones en los hombres estuvieron casi confinadas en hemisferios individuales. Esto quiere decir que en el cerebro de las mujeres existe una mayor interacción entre los hemisferios derecho e izquierdo que en los hombres.

Otro dato interesante es que las diferencias entre los cerebros de mujeres y hombres no se notan sino hasta que se pasa los 13 años de edad, es decir, que a partir de los 14 y los 17 años comienzan a aparecer verdaderas diferencias.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: The Guardian

_____________________