¿Frío o caliente? La historia del agua en Marte da un nuevo giro

Artist’s impression of Mars four billion years ago

Un nuevo análisis que ha durado cerca de seis años, sobre el agua que pudo haber tenido Marte, afirma que éste planeta ha perdido agua equivalente a un océano en un periodo que se puede calcular en cuatro mil millones de años.  Sin embargo, la pregunta de si Marte fue alguna vez lo suficientemente cálido para albergar un océano sigue siendo un debate.

La investigación, llevada a cabo gracias al Observatorio del Sur de Europa que se encuentra en Chile, y con el apoyo del Observatorio WM Keck de la NASA, ha revelado cuánta agua ha escapado de la atmósfera marciana a lo largo de la historia. Los resultados sugieren que la pérdida de agua se ha producido en la cara norte del planeta, donde, se piensa, hubo un océano de 1,6 kilómetros, cubriendo el 19% de la superficie de nuestro vecino mundo.

“Esto implica que una sustancial cantidad de agua estuvo presente durante el primer 1 mil millones de años, aumentando la posibilidad de que el planeta alguna vez fue habitable”, afirma Gerónimo Villanueva, un científico planetario del Centro Espacial Goddard de la NASA en Estados Unidos.

El equipo de Villanueva analizó la química de las moléculas de agua para trazar la historia del agua en Marte a través del tiempo. Las moléculas de agua tienen dos partes de hidrógeno y una parte de oxígeno, pero el hidrógeno también puede provenir de forma alternativa como un isótopo pesado llamado “deuterio” que tiene un protón y un neutrón en su núcleo, en lugar de un solo protón como tienen regularmente los átomos de hidrógeno. Las moléculas de agua que contienen deuterio pueden venir en dos formas: como deuterio pesado (con dos átomos de deuterio) y semi pesado (con un átomo de deuterio y un átomo de hidrógeno). Cuando el agua no es pesada, cuando no viene en forma de deuterio, puede ser arrancada muy fácilmente de la superficie y enviada a la atmósfera hasta desaparecer en el espacio.

Durante millones de años, esta pérdida de agua ha dejado a Marte enriquecido con agua semi-pesada, que, comparada con el agua regular, tiene un factor siete veces mayor que el radio de la Tierra.

Hay que señalar que, por supuesto, Marte sigue teniendo agua, la cual se encuentra alojada debajo de la capa de sus polos. Si pudiésemos tomar toda el agua que existe actualmente en Marte, y la pudiésemos poner en forma líquida en su superficie, formaría un océano de 21 metros de profundidad. Sin embargo, Marte ha perdido mucha agua (mucho más agua de la que existe en el Océano Ártico de la Tierra) que en el pasado podría haber creado un océano de 137 metros de profundidad.

“Los resultados de Villanueva son enteramente consistentes con un predominante frío escenario de hielo para la joven Marte”, afirma Robin Wordsworth, un científico planetario de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard, quién también señala: “una profundidad de 137 metros implica un planeta relativamente seco, lo que impediría que se formara un océano en la cara nortede éste. Es probable que el agua haya estado en forma de hielo en lugar de líquido”.

Si Wordsworth está en lo correcto, entonces lo que al principio pareciera ser una ayuda a las teorías que afirman que Marte fue alguna vez cálido y húmedo por largos periodos de tiempo, en realidad nada de eso podría estar sucediendo. Sin embargo existen evidencias de que el agua en el planeta rojo circulo por su superficie libremente, alterando la química de los minerales cerca de la superficie. Tal evidencia podría haber sido creada por agua líquida actuando de forma periódica o relativa en cortos periodos de tiempo. Esto quiere decir que si Marte realmente tuvo un océano en su parte norte, el clima del planeta necesitó haber estado caliente por, al menos, los primeros mil millones de años.

De acuerdo con Bethany Ehlmann del Instituto Tecnológico de California, la evidencia de un océano en la parte norte de Marte es escasa. “Un océano es una posibilidad que realmente intriga”, afirma, pero “la evidencia de minerales, como los carbonatos, que son una típica evidencia de las largas cuencas que se forman, por ejemplo, en la Tierra, no han sido observadas en esta cara norte, por lo que los investigadores continúan buscando”.

“Es muy difícil evaluar la temperatura que había en el Marte antiguo y también es difícil de saber por cuánto tiempo el agua estuvo en estado líquido”. “Nuestro resultados indican que una sustancial cantidad de agua estuvo presente en el pasado”.

Los nuevos resultados del investigador Villanueva han limitado nuestras ideas sobre cuánta agua ha estado presente en la superficie del planeta rojo y, por supuesto, no proporcionan información concreta sobre las condiciones de habitabilidad.

Por lo tanto, el debate en torno a la posibilidad de agua en el pasado del planeta rojo sigue abierta.

___________________________________

Traducido y editado por Julio García. 

Referencia: http://www.astrobio.net/news-exclusive/warm-or-cold-mars-history-takes-a-watery-new-twist/

Anuncios

Encuentran nuevas evidencias de que Marte pudo haber sido habitable

converted PNM file

El robot Opportunity de la NASA, que actualmente se encuentra en Marte, acaba de hacer uno de los más grandes descubrimientos de los últimos 10 años: ha encontrado evidencia de que la vida pudo tener un punto de apoyo en el planeta rojo hace mucho tiempo.

El robot ha encontrado manchas de minerales de arcilla en una vieja roca que se encuentra en el borde del cráter Endevour donde los científicos creen que alguna vez hubo agua en estado líquido. Esto se ha podido determinar por la presencia de pH neutro.

“El agua que existió aquí pudo haberse ingerido sin ningún riesgo”, afirmó el investigador principal del robot Opportunity Steve Squyres, de la Universidad de Cornell, quién también comentó: “Ésta es agua que fue muy favorable en su química, en su pH, en su nivel de acidez, para favorecer la química prebiótica: el tipo de química que podría haber favorecido el origen de la vida”, añade el investigador.

El robot Opportunity y su gemelo, el Spirit, aterrizaron en el planeta rojo en Enero de 2004 en una misión de tres meses que tuvo la intensión de buscar agua. Ambos robots encontraron evidencia de la presencia del vital líquido en el pasado.

Spirit dejó de comunicarse con la Tierra en 2010 y fue declarado “muerto” un año después. En cambio Opportunity sigue funcionando y ha encontrado arcilla en las rocas del cráter Endevour y fuertes evidencias de agua en el cráter Esperance.

“Las condiciones fundamentales que creemos son necesarias para la vida fueron encontradas aquí”, afirma Squyres.

El agua con pH neutro que generó la arcilla probablemente fluyó a través de la región durante los primeros mil millones de años de la historia de Marte por lo que, actualmente, resulta imposible precisar las edades absolutas de las rocas del planeta rojo por lo que es necesario traerlas a la Tierra para un estudio más minucioso.

El último descubrimiento de Opportunity encaja muy bien con el realizado del otro lado del planeta por su primo el Curiosity, el cual ha encontrado evidencia muy fuerte de que el sitio donde aterrizó, en Agosto de 2012, pudo haber tenido vida microbiana.

Tales observaciones podrían ayudar a los científicos a crear un mapa donde se podría describir cómo es que Marte pasó de ser un planeta relativamente caliente y húmedo a un  mundo frío y seco como lo es actualmente.
_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Space.com

_____________________