Archivo de la categoría: SIstema Solar

Encuentran compuestos orgánicos en Marte

mars

por Julio García. Una de las historias más interesantes que hemos tenido esta semana, es el descubrimiento de que en Marte existen compuestos orgánicos que podrían dar lugar a la posibilidad de la existencia de vida.

Ha esta conclusión han llegado los investigadores luego de que el robot Curiosity de la NASA haya detectado una fuente de metano que aparece y desaparece de manera periódica. El metano es uno de los compuestos más maravillosos que existen. Además de ser incoloro, inodoro e insoluble en agua, en laTierra se produce gracias a la putrefacción anaeróbica de las plantas. Esto quiere decir que solamente cuando existe presencia de vida, el metano puede existir o estar presente en algún lugar determinado. De hecho, en la Tierra, el 90% de todo el metano que forma la atmósfera lo producen seres vivos.

Durante estos últimos 20 meses, el robot Curiosity, que es considerado uno de los robots más caros que se hayan construido, se ha dedicado a estudiar el cráter Gale, un orificio de más de 150 kilómetros de diámetro que se encuentra cerca del ecuador marciano. El lugar fue elegido porque los científicos piensan que es un sitio idóneo para buscar formas de vida.

Gracias al instrumento SAM, que lleva abordo el Curiosity, se ha podido detectar un aumento y disminución en las cantidades de metano. Algunos valores son más bajos de lo pensado y llegan a tener 0,7 partes por billón en volumen (ppmv), pero en algunas ocasiones estos valores aumentaron de forma considerable. Una de las veces se llegaron a registrar valores de siete parte por billón de volumen, lo que indica que la presencia de metano fue muy fuerte.

En una entrevista para el periódico El País, Javier Martínez-Torres, coautor del estudio e investigador del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra afirmó recientemente que “nuestras medidas durante un año marciano indican que se están generando pequeñas cantidades de metano por más de un mecanismo o una combinación de mecanismos”. Esto quiere decir que los científicos todavía no están seguros de donde proviene la fuente o las fuentes de metano que estarían dando lugar a estos aumentos y disminuciones en la cantidad de este compuesto químico. En otras palabras: no están seguros de si el metano podría provenir de alguna fuente relacionada con organismos vivos o no. La pregunta que nos tenemos que hacer entonces es: ¿de donde proviene el metano? ¿Es producto de la presencia de organismos vivos o podría ser el producto de otras fuentes que lo estén generando? De acuerdo con la experiencia que tenemos en la Tierra, el metano solamente se produce cuando existe la presencia de organismos vivos, por lo tanto, todo parecería indicar que el que haya metano en el suelo marciano es producto de alguno o varios organismos, aunque no se puede concluir nada al respecto.

Otro hecho interesante es que el robot Curiosity ha encontrado muestras de compuestos orgánicos, hechos principalmente de carbono e hidrógeno, en una roca llamada “Cumberland”, la cual ha sido perforada por uno de los taladros que lleva el robot. Lo que todavía no se sabe con certeza es si estos compuestos se produjeron en el propio Marte (debido a la presencia de vida u otros agentes) o si son producto de la contaminación que produjo el propio Curiosity durante su descenso en suelo marciano.

Hay que mencionar también que el hecho de encontrar elementos o compuestos orgánicos sobre la superficie de Marte no quiere decir que en el planeta exista vida. Encontrar compuestos orgánicos solamente nos indica que la vida pudo haber existido en el pasado del planta o que ésta puede formarse gracias a elementos químicos fundamentales como los que se acaban de descubrir.

Tendrán que pasar todavía muchos años para que podamos saber a ciencia cierta si en Marte hubo vida o no, o si ésta tiene el potencial de producirse gracias a la presencia de compuestos orgánicos como los que se han descubierto. Si intentásemos plantear un escenario futuro, tal vez nos podríamos imaginar a astronautas que en su camino hacia Marte lleven en la nave espacial que los transporte, compuestos orgánicos que puedan ser capaces de alterar la atmósfera marciana, compuesta  actualmente por un 95% de dióxido de carbono y de nitrógeno (3%). Una atmósfera que actualmente es prácticamente irrespirable. Hecho que podría cambiar si, por ejemplo, un conjunto de organismos vivos comienzan a cambiar las condiciones atmosféricas. Se espera que la NASA lleve, para 2035, a los primeros hombres a Marte. No se descarta que en unos cientos o miles de años, el planeta rojo se vuelva nuestro nuevo hogar ante la espiral destructiva en la que se está sumergida nuestro planeta producto del cambio climático y de otros desastres que puedan poner en peligro la supervivencia de nuestra especie.

Anuncios

El agua en la Tierra pudo provenir del viento solar, revela estudio

water-in-star-dust-solar-wind

El viento solar podría formar agua en el polvo interplanetario, hecho que lleva a pensar que este proceso contribuyó a la presencia de vida en la Tierra.

En cualquier parte de de nuestro planeta podemos encontrar agua y muchas teorías sugieren que ésta pudo llegar a nuestro planeta a través de cometas que se estrellaron contra su superficie. Ahora, los científicos están sugiriendo una nueva fuente para la generación de agua en la Tierra a través del continuo bombardeo de partículas provenientes del Sol que llevan por nombre Viento Solar.

Este viento está formado principalmente de protones, que son las partículas cargadas de forma positiva y que se encuentran en el núcleo del hidrógeno. Cuando estas partículas golpean rocas donde se encuentran átomos de oxígeno, forman moléculas de agua.

La creación de agua producto del viento solar podría explicar también por qué existe agua en la luna y en muchos asteroides. También se plantea la idea de que el viento solar podría haber formado agua en el polvo interplanetario, lo que da lugar a que luego este polvo caiga en la superficie de la Tierra a través de un constante bombardeo.

De hecho el polvo interplanetario constantemente llega a la Tierra y a otros cuerpos del Sistema Solar. La Tierra recibe unas 30,000 o 40,000 toneladas anuales de este polvo. Esta cantidad era aún mayor cuando la Tierra era más joven. En aquellos tiempos la presencia de este polvo era mucho mayor que actualmente.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Space.com

Descubren penachos más grandes que el Everest en la luna Europa

penachos

Gracias a las observaciones realizadas por el telescopio Espacial Hubble, los científicos han podido determinar la existencia de grandes chorros de vapor de agua que son emitidos desde la superficie de la luna Europa, (que una de las lunas de Júpiter) la cual, durante los últimos años, ha sido objeto de estudio debido a que debajo de la capa de hielo que se encuentra en su superficie podría existir un océano de agua en estado líquido.

Fueron Lorenz Roth, de un instituto de San Antonio, Texas y Joachim Saur de la Universidad de Colonia, quienes utilizaron la potencia del telescopio Hubble para determinar que el vapor de agua es producido muy cerca del polo sur de Europa. Estos penachos son parecidos a los geysers de la Tierra que son inmensamente grandes y que pueden alcanzar alturas de 200 metros. Europa tiene una circunferencia de 3,200 kilómetros que es igual a la de la Luna.

“El agua es considerada generalmente como un requisito para la vida, al menos como la conocemos. Por esta razón, el descubrimiento de grandes penachos de vapor de agua en la luna Europa se ha convertido en un punto central en la investigación de vida extraterrestre”, afirma Lorenz Roth.

Los penachos de agua solamente pueden ser observados cuando Europa está en una órbita que le permite estar lejos de Júpiter. Esto significa que la actividad de las fuentes varían en función del tiempo y de la posición. En este sentido, la órbita de Europa no es circular sino más bien elíptica. Cuando Europa se encuentra más alejada de Júpiter, las fuerzas de marea hacen que las inmensas fracturas en su superficie liberen vapor de agua en forma de penachos.

Estos penachos de vapor de agua también han sido descubiertos por la sonda Cassini en la luna Enceladus, que es una de las lunas de Saturno.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________

La NASA lanza una nueva sonda con destino a Marte

atlas-5-rocket-maven-launch

La NASA ha lanzado al espacio, con destino a Marte, una nueva sonda que determinará cómo es que la atmósfera de este planeta se transformó hasta convertirse en un lugar desolado y desértico.

La nave, bautizada como Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVE), fue lanzado en un cohete Atlas 5 desde una base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que se encuentra en Cabo Cañaveral.

MAVE, que tiene el tamaño de un autobús, reunirá información sobre la atmósfera marciana para determinar así cómo el clima ha cambiado. La sonda analizará también la atmósfera superior e investigará el viento solar y otros factores que causaron que el planeta perdiera la mayor parte de su atmósfera.

Actualmente, la atmósfera de Marte es un 99% más delgada que la atmósfera de la Tierra, pero los científicos consideran que no siempre fue así ya que, a partir de datos recolectados por otras sondas y robots que han analizado la superficie del planeta, se ha podido determinar que Marte fue alguna vez caliente y húmedo.

Se espera que MAVE, que ha costado unos 671 millones de dólares, llegue al planeta rojo el 22 de septiembre de 2014 pero, antes de esto, será capaz de observar el paso del cometa ISON, el cual se está acercando cada vez más al interior del Sistema Solar. Se espera que en Diciembre dicho cometa pueda ser observado desde la superficie de la Tierra sin necesidad de telescopios ya que será muy brillante.

En este sentido, “muchos de los mismos gases que están presentes en la atmósfera de Marte también están presentes en los cometas”, afirma Nick Schneider, uno de los responsables de la misión.

Por otro lado, la NASA tiene programado lanzar al espacio un robot que aterrizará en la superficie marciana en 2016. Esta nueva nave, llamada InSight, investigará cómo es que se formaron los planetas rocosos como la Tierra y el propio Marte.

Mientras tanto, la Agencia Espacial Europea, junto con Rusia, tienen planeado lanzar en 2016 otra nave espacial y en 2018 un robot que aterrice en la superficie marciana como parte de su programa de exploración denominado Exo Mars.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Space.com

_____________________

El impacto de cometas incrementa la probabilidad de vida

ap_meteor_russia_dm_130214_wg

De acuerdo con un nuevo estudio, el violento impacto de cometas y meteoritos sobre la Tierra puede ayudar a construir las moléculas fundamentales de la vida,

Y es que las colisiones, que se producen a alta velocidad, desatan intensas ondas de choque que pueden convertir a los simples compuestos orgánicos encontrados en cometas en aminoácidos, los cuales producen proteínas, células y luego a todos los organismos vivos.

El nuevo hallazgo sugiere también que en lugar de ser una fuerza solamente destructiva, los impactos incrementan la probabilidad de que la vida puede originarse y extenderse por todo el Sistema Solar.

“Sabemos que los impactos son muy comunes en el Sistema Solar, ya que podemos observar los cráteres que son producidos por tales impactos”, afirma Zita Martins, un astrobiólogo del Imperial College de Londres.

“Si los impactos ocurren, entonces más moléculas complejas pueden producirse de tal manera que estos ladrillos fundamentales de la vida podrían extenderse por todo el Sistema Solar”.

La superficie de los planetas y las lunas presentan cicatrices producto de los violentos impactos producidos durante miles de millones de años por cometas y meteoritos. Dichos impactos producen grandes cantidades de energía: por ejemplo, el meteorito que cayó recientemente sobre la región de Chelyabisnk en Rusia este año, impactó a una velocidad de 18 kilómetros por segundo y explotó con una fuerza 30 veces superior a la energía producida por la bomba de Hiroshima.

Por otro lado, los científicos han utilizado modelos por computadora para demostrar que la ondas de choque pueden convertir simples moléculas como el amoniaco, el dióxido de carbono y el metanol en complejos aminoácidos. Esto lo han comprobado reconstruyendo dichos impactos en el laboratorio.

Gracias a estas pruebas, los investigadores han podido demostrar que un impacto de alrededor de unos 7 kilómetros por segundo produce cicatrices de aminoácidos. El impacto genera una intensa onda de choque que fragmenta a los elementos simples que luego se recombinan en aminoácidos tales como la alanina y la glicina. Entre los numerosos roles que juega en la vida la glicina es que es un neurotransmisor que se encuentra activo en las células del cerebro y en la retina, mientras que a la alananina se le puede encontrar en las paredes de las células de las bacterias.

“Lo que hemos hecho en el labotatorio es demostrar un proceso en el que están presentes moléculas que estuvieron durante el nacimiento del Sistema Solar y que luego se convirtieron en moléculas que son las que necesita la vida para producirse”, afirma Price.

En definitiva lo que pretende esta investigación es demostrar que existen muchas maneras de crear aminoácidos que son los componentes de las proteínas y finalmente de la vida. Dichos elementos están presentes en la mayoría de los cometas y meteoritos.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: The Guardian.

_____________________