Las células inmunes defectuosas podrían hacernos más viejos

No cabe la menor duda de que las células llamadas T intentan protegernos de los patógenos que intentan ingresar a nuestro organismo, pero un nuevo estudio con ratones sugiere que también pueden acelerar el envejecimiento, debido a que el bloqueo de la inflamación causada por las células o el aumento del suministro de una molécula metabólica clave disminuye la gravedad de algunos síntomas relacionados con el envejecimiento en los roedores, aumentando la posibilidad de que estos tratamientos podrían beneficiar a personas mayores. 

El descubrimiento es un “fantástico resultado que relaciona directamente el metabolismo, con la inflamación y el envejecimiento”, afirma la inmunóloga Kylie Quinn de la Universidad de Bundoora en Australia. 

Nuestras células T van disminuyendo conforme envejecemos, haciendo que sean menos eficientes a la hora de combatir patógenos. Este decaimiento explica por qué las personas mayores son más susceptibles a infecciones y responden de peor manera a las vacunas en términos de su efectividad. Una de las razones por las cuales las células T desfallecen conforme envejecemos es debido a que las mitocondrias -las estructuras que que sirven como plantas de energía dentro de las células- comienzan a funcionar mal. 

Pero las células T no solamente podrían reflejar la edad, sino que también promoverían por qué nos vemos más viejos. La gente mayor suele tener inflamación crónica en su organismo y los investigadores han propuesto que estas células estimulan el envejecimiento. Las células T puden contribuir a este proceso porque liberan moléculas estimuladoras de la inflamación. 

Para probar su hipótesis, la inmunóloga María Mitterlbrunn y sus colegas del Hospital 12 de Octubre en España, a ratones genéticamente modificados les quitaron una proteína de la mitocondria de las células T. Esta alteración forzó a las células a cambiar por un menos eficiente mecanismo metabólico para obtener energía. 

Las células T de los ratones alterados genéticamente derramaron moléculas que desencadenaron inflamación, lo que sugiere que este tipo de células podrán ser parcialmente responsables del deterioro físico de estos animales, por lo que, como dice Mittelburn, “el sistema inmunológico juega un rol importante en aumentar la velocidad del envejecimiento”. 

Fuente: https://www.sciencemag.org/news

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close