Los andrógenos pueden explicar la vulnerabilidad de los hombres a la COVID-19

A medida que la COVID-19 se expandió por el mundo, se observaron diferencias notables entre el nivel de contagio y de gravedad de síntomas entre hombres y mujeres. 

¿Pero por qué los hombres son más susceptibles a la enfermedad que las mujeres?

Las sospechas naturalmente recaen en las hormonas sexuales, y se ha sugerido que el estrógeno podría proteger a las mujeres contra la COVID-19 y que los andrógenos empeorarían los resultados en hombres. 

Y, justamente, nueva información que apoya la teoría de los andrógenos viene de un estudio realizado en Italia. 

Esta investigación encontró que pacientes con cáncer de próstata tratados con una terapia de privación de andrógenos, tuvieron menos probabilidades de infectarse con la COVID-19 y morir por la enfermedad en relación con otros grupos, incluidos otros pacientes con cáncer.

El hallazgo sugiere que los andrógenos de alguna forma hacen al virus más virulento y que exacerba la la severidad de la enfermedad en hombres. Y a raíz de esto, los autores especulan que el uso de esta terapia podría ayudar a proteger contra la COVID-19. 

En el estudio, que ha sido publicado este 7 de mayo en la revista Annals of Oncology, el equipo se dio a la tarea de buscar información de 68 hospitales en la región de Veneto en Italia, una de las áreas más severamente afectada por la enfermedad y en la que encontraron información de 9,280 pacientes cuyas pruebas de laboratorio habían dado positivo a la COVID-19. De este total de pacientes, 4,532 eran mujeres. 

En esta región italiana, las mujeres tuvieron más probabilidad que los hombres de contagiarse que los hombres: un 56% frente al 44%, señalan los investigadores.

Sin embargo, los hombres fueron más propensos a desarrollar síntomas más severos: 60% de hombres requirieron hospitalización contra el 40% de las mujeres que no la requirieron. De los que fueron hospitalizados, 78% por ciento de hombres requirió cuidados intensivos, mientras que solamente 22% de mujeres recibieron este tipo de atención. Y, de todos ellos, murieron más hombres que mujeres: un 62% contra un 38%

Posteriormente, el equipo centró su atención en los pacientes con cáncer y resultó que de la población total de hombres en Veneto, aquellos con cáncer tuvieron casi dos veces mayor riesgo de infectarse con la COVID-19.

Sin embargo, cuando el equipo puso su atención en los hombres con cáncer de próstata, encontraron que, sorprendentemente, solamente cuatro de los 5,273 pacientes que recibieron el tratamiento de privación de andrógenos se infectaron de SARS-CoV-2 y ninguno de estos pacientes murió. 

“Esta es la primera investigación que sugiere una relación entre la terapia de andrógenos y la COVID-19”, comentó una de las autoras del estudio, Andrea Alimonti, de la Università della Svizzera Italiana en Lugano, Suiza. 

Y añadió: “los pacientes con cáncer de próstata que recibieron la terapia de privación de andrógenos tuvieron un riesgo significativamente cuatro veces menor de infecciones por la COVID-19, en comparación con pacientes que no recibieron la terapia. Y se encontró una diferencia aún mayor (reducción de cinco veces en el riesgo) cuando comparamos pacientes con cáncer de próstata que recibieron la terapia con pacientes con otro tipo de cáncer”. 

Fuente: www.medscape.com

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close