La sonda Juno encuentra cambios en el campo magnético de Júpiter

La misión Juno de la NASA a Júpiter hizo la primera detección definitiva más allá de nuestro planeta de un campo magnético interno que cambia con el tiempo, un fenómeno llamado variación secular. Juno determinó que la variación secular del gigante gaseoso es muy probable que esté dirigida por los vientos atmosféricos.

El descubrimiento ayudará a los científicos a entender mejor la estructura interior de Júpiter -incluyendo las dinámicas de su atmósfera- así como también los campos magnéticos de la propia Tierra.

“La variación secular ha estado en la lista de deseos de los científicos planetarios por décadas”, afirmó Scott Bolton, el investigador principal de la sonda Juno, quien también trabaja para Instituto de Investigación de San Antonio. “El descubrimiento solamente pudo haber tenido lugar debido a los instrumentos científicos extremadamente precisos que lleva consigo Juno y la naturaleza única de la órbita de la sonda, la cual realiza movimientos bajos sobre el planeta de polo a polo, de norte a sur y de sur a norte”.

Caracterizar el campo magnético de un planeta requiere mediciones muy detalladas. Los investigadores de Juno compararon datos aportados por la pasada misión de la NASA a Júpiter (las Pioneer 10 y 11 y las naves Voyager y Ulises) a un nuevo modelo del campo magnético de Júpiter (llamado JRM09). El nuevo modelo se basó en información recogida por Juno durante sus primeras ocho vueltas alrededor de Júpiter utilizando un magnetómetro: un instrumento capaz de generar un mapa detallado, en tercera dimensión, del campo magnético.

Lo que los científicos encontraron es que de los primeros datos aportados por la nave Pioneer del campo magnético de Júpiter, a los últimos datos aportados por Juno, hubo pequeños pero distintivos cambios en el campo magnético.

“Encontrar algo tan pequeño como estos cambios en algo tan inmenso como el campo magnético de Júpiter fue un reto”, afirmó Kimee Moore, una investigadora del equipo de Juno de la Universidad de Harvard. “Tener una línea de base de observaciones de primer plano durante cuatro décadas nos proporcionó datos suficientes para confirmar que el campo magnético de Júpiter realmente cambia con el tiempo”.

Una vez que el equipo de Juno comprobó que la variación secular realmente ocurría, intentaron explicar cómo se producía ese cambio. El funcionamiento de los vientos atmosféricos de Júpiter es lo que explica mejor los cambios en su campo magnético. Estos vientos se extienden desde la superficie del planeta hasta los 3,000 kilómetros en su interior, donde el interior del planeta comienza a cambiar de ser gaseoso a convertirse en un metal líquido altamente conductivo. Se cree que los vientos cortan los campos magnéticos, los estiran y los transportan alrededor del planeta.

En ningún lugar es tan grande la variación secular de Júpiter como en el Gran Punto Rojo del planeta, una mancha muy intensa formada por campos magnéticos que se encuentra muy cerca del ecuador del planeta. La combinación del Gran Punto Rojo, con sus fuertes y localizados campos magnéticos, y sus fuertes vientos en esta latitud, ha resultado en las más grandes variaciones seculares en el campo en el mundo joviano.

“Este nuevo entendimiento de los campos magnéticos de Júpiter, seguramente tendrá aplicaciones para estudiar el campo magnético de la Tierra, el cual tiene todavía muchos misterios por ser resueltos”, concluyó uno de los investigadores.

Referencia: www.phys.org

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close