Astrónomos detectan agua en atmósfera de planeta a 179 años luz

Recabar información detallada de los planetas más allá del Sistema Solar es bastante difícil. La luz que emite la estrella que hospeda a un planetasobrepasa a la luz emitada por el planeta, haciendo que sea difícil para los telescopios observarlos. Pero ahora, un equipo de astrónomos, utilizando tecnología de última generación proporcionada por el Telescopio Keck ha dado un gran paso en la observación de exoplanetas y ha detectado agua en la atmósfera de un planeta ubicado a 179 años luz. 

La estrella que alberga a este planeta se le denomina HR 8799 y sus planetas son: HR 8799 b, c y d. El sistema se encuentra a 179 años luz en la constelación de Pegaso. La estrella tiene unos 30 millones de años y una de sus características más importantes es que el sistema de planetas que la acompaña es bastante azaroso. Pero también es importante por otras razones: por ejemplo, en 2008, un grupo de científicos anunció que habían encontrado tres exoplanetas alrededor de la estrella: HR 8799b, c y d, utilizando los observatorios Keck y Gemini. Después, en 2010, los científicos anunciaron el descubrimiento de un cuarto planeta: HR 8799e. 

Este nuevo anuncio agregó información a lo anunciado en 2008 y los astrónomos detrás de este estudio dijeron haber comprendido mejor, a través de imágenes más detalladas, el comportamiento de este Sistema Solar. 

Las nuevas observaciones son de HR 8799 c, que, como ya hemos dicho, fue observado por vez primera en 2008. Entre las características de este exoplaneta podemos destacar que es un joven mundo gigante del tamaño de Júpiter que orbita su estrella cada 200 años. Las imágenes tomadas directamente confirman la presencia de agua en la atmósfera y la ausencia de metano. 

Estas imágenes se han podido hacer gracias a la combinación de la tecnología de dos telescopios en el observatorio Keck. La primera tecnología es llamada óptica adaptativa y lo que hace es contrarrestar el efecto borroso que ejerce la atmósfera de la Tierra. La segunda tecnología consiste en espectrómetro en el observatorio Keck 2 que trabaja en alta resolución y que trabaja en luz infrarroja. 

“Éste tipo de tecnología es exactamente lo que queremos utilizar en el futuro para encontrar signos de vida en planetas que sean parecidos a la Tierra. Aún no encontramos nada”, afirma Dimitri Mawet, profesor asociado del Instituto de Tecnología de California. 

Los nuevos hallazgos fueron publicados en el Astronomical Journal. 

Referencia: www.universetoday.com

Categorías Sin categoría
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close