Encuentran compuestos orgánicos en Marte

mars

por Julio García. Una de las historias más interesantes que hemos tenido esta semana, es el descubrimiento de que en Marte existen compuestos orgánicos que podrían dar lugar a la posibilidad de la existencia de vida.

Ha esta conclusión han llegado los investigadores luego de que el robot Curiosity de la NASA haya detectado una fuente de metano que aparece y desaparece de manera periódica. El metano es uno de los compuestos más maravillosos que existen. Además de ser incoloro, inodoro e insoluble en agua, en laTierra se produce gracias a la putrefacción anaeróbica de las plantas. Esto quiere decir que solamente cuando existe presencia de vida, el metano puede existir o estar presente en algún lugar determinado. De hecho, en la Tierra, el 90% de todo el metano que forma la atmósfera lo producen seres vivos.

Durante estos últimos 20 meses, el robot Curiosity, que es considerado uno de los robots más caros que se hayan construido, se ha dedicado a estudiar el cráter Gale, un orificio de más de 150 kilómetros de diámetro que se encuentra cerca del ecuador marciano. El lugar fue elegido porque los científicos piensan que es un sitio idóneo para buscar formas de vida.

Gracias al instrumento SAM, que lleva abordo el Curiosity, se ha podido detectar un aumento y disminución en las cantidades de metano. Algunos valores son más bajos de lo pensado y llegan a tener 0,7 partes por billón en volumen (ppmv), pero en algunas ocasiones estos valores aumentaron de forma considerable. Una de las veces se llegaron a registrar valores de siete parte por billón de volumen, lo que indica que la presencia de metano fue muy fuerte.

En una entrevista para el periódico El País, Javier Martínez-Torres, coautor del estudio e investigador del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra afirmó recientemente que “nuestras medidas durante un año marciano indican que se están generando pequeñas cantidades de metano por más de un mecanismo o una combinación de mecanismos”. Esto quiere decir que los científicos todavía no están seguros de donde proviene la fuente o las fuentes de metano que estarían dando lugar a estos aumentos y disminuciones en la cantidad de este compuesto químico. En otras palabras: no están seguros de si el metano podría provenir de alguna fuente relacionada con organismos vivos o no. La pregunta que nos tenemos que hacer entonces es: ¿de donde proviene el metano? ¿Es producto de la presencia de organismos vivos o podría ser el producto de otras fuentes que lo estén generando? De acuerdo con la experiencia que tenemos en la Tierra, el metano solamente se produce cuando existe la presencia de organismos vivos, por lo tanto, todo parecería indicar que el que haya metano en el suelo marciano es producto de alguno o varios organismos, aunque no se puede concluir nada al respecto.

Otro hecho interesante es que el robot Curiosity ha encontrado muestras de compuestos orgánicos, hechos principalmente de carbono e hidrógeno, en una roca llamada “Cumberland”, la cual ha sido perforada por uno de los taladros que lleva el robot. Lo que todavía no se sabe con certeza es si estos compuestos se produjeron en el propio Marte (debido a la presencia de vida u otros agentes) o si son producto de la contaminación que produjo el propio Curiosity durante su descenso en suelo marciano.

Hay que mencionar también que el hecho de encontrar elementos o compuestos orgánicos sobre la superficie de Marte no quiere decir que en el planeta exista vida. Encontrar compuestos orgánicos solamente nos indica que la vida pudo haber existido en el pasado del planta o que ésta puede formarse gracias a elementos químicos fundamentales como los que se acaban de descubrir.

Tendrán que pasar todavía muchos años para que podamos saber a ciencia cierta si en Marte hubo vida o no, o si ésta tiene el potencial de producirse gracias a la presencia de compuestos orgánicos como los que se han descubierto. Si intentásemos plantear un escenario futuro, tal vez nos podríamos imaginar a astronautas que en su camino hacia Marte lleven en la nave espacial que los transporte, compuestos orgánicos que puedan ser capaces de alterar la atmósfera marciana, compuesta  actualmente por un 95% de dióxido de carbono y de nitrógeno (3%). Una atmósfera que actualmente es prácticamente irrespirable. Hecho que podría cambiar si, por ejemplo, un conjunto de organismos vivos comienzan a cambiar las condiciones atmosféricas. Se espera que la NASA lleve, para 2035, a los primeros hombres a Marte. No se descarta que en unos cientos o miles de años, el planeta rojo se vuelva nuestro nuevo hogar ante la espiral destructiva en la que se está sumergida nuestro planeta producto del cambio climático y de otros desastres que puedan poner en peligro la supervivencia de nuestra especie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s