Explosiones de ondas de radio provendrían de fuera de la galaxia

6a00d8341bf7f753ef01a511df74c6970c-800wi

Al igual que los océanos de la Tierra están llenos de ondas que se forman por el movimiento de las mareas, el universo está a rebosar de ondas de radio que provienen de diversas fuentes. Muchas de estas ondas siguen siendo un misterio.

Hace apenas unas semanas, un grupo de científicos descubrió, utilizando el telescopio de Arecibo en Puerto Rico, un conjunto de ondas de radio que provee de importantes evidencias de extraños pulsos que provendrían de lo más profundo del universo. Los astrónomos piensan que el origen de estas ondas estaría en objetos extraños como agujeros negros que se han evaporado, estrellas de neutrones y llamaradas producidas por magnetares que es un tipo de estrella de neutrones con campos magnéticos extremadamente potentes.

De la existencia de estos eventos ya se había tenido noticia. De hecho, el radio telescopio Parkes que se encuentra en Australia, ha podido captar una serie de eventos de este tipo. Debido a que otros instrumentos no los habían podido detectar, se llegó a especular que el problema radicaba en el telescopio australiano el cual, se llegó a creer que en realidad captaba ondas de radio provenientes de la Tierra y no del espacio.

telescopioarecibo

El telescopio de Arecibo en Puerto Rico.

Para la investigadora Victoria Kaspi de la Universidad McGill en Montreal, “estos nuevos resultados son importantes porque eliminan cualquier duda de que estas explosiones de ondas de radio tienen un origen verdaderamente cósmico”.

De hecho, estas ondas provendrían de lugares que están fuera de nuestra propia galaxia.

Es interesante saber que uno de los primeros pulsos inusuales fue captado el 2 de noviembre de 2012 por el el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, el cual tiene un disco de unos 305 metros de diámetro (el más grande del mundo, por cierto), y se ha podido comprobar que estas explosiones ocurren aproximadamente unas 10,000 veces cada día sobre el cielo. Está gran número puede ser calculado infiriendo qué áreas del cielo se estudiaron.

“El brillo y la duración de cada evento, así como la taza en la que se producen son consistentes con las propiedades de las explosiones previamente detectadas por el telescopio Parkes de Australia”, afirma el doctor Spitler del Instituto Max Planck de Alemania.

Las explosiones de radio parece que provienen de más allá de nuestra galaxia. Esto se sabe debido a un fenómeno que se produce llamado dispersión del plasma, donde pulsos que viajan a través del cosmos son diferentes a los pulsos producidos por la mano del hombre. Otro punto a considerar es que las explosiones detectadas por el telescopio de Arecibo tienen tres veces más dispersión de lo esperado por una fuente que se encontrase en nuestra galaxia.

Por el momento se están haciendo esfuerzos para detectar más explosiones de ondas de radio. Esto será posible cuando se construyan radiotelescopios capaces de “ver” más áreas del cielo. Los telescopios que actualmente están en construcción se encontrarán en Australia y Sudáfrica.

Para concluir hay que decir que el misterio sobre el origen de estas importantes explosiones todavía no está resuelto y, como hemos dicho, se requieren de nuevos instrumentos más poderosos para poder captar el verdadero origen de estas ondas de radio.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s