Científico propone que la luz va más lento de lo predicho por Einstein

La imagen muestra el remanente de la Supernova 1987A vista a diferentes longitudes de onda. Información del telescopio AlMA (en color rojo), muestra polvo recientemente formado en el centro del remanente. La información proveniente del telescopio Hubble aparece en verde y del telescopio Chandra en azul que presenta la expansión de la onda de choque.

La imagen muestra el remanente de la Supernova 1987A vista a diferentes longitudes de onda. Información del telescopio AlMA (en color rojo), muestra polvo recientemente formado en el centro del remanente. La información proveniente del telescopio Hubble aparece en verde y del telescopio Chandra en azul que presenta la expansión de la onda de choque.

En un artículo publicado en la revista Journal of Physics, el investigador James Franson de la Universidad de Maryland ha proclamado haber descubierto que la velocidad de la luz no es de 299,792,458 kilómetros por segundo, no es una constante, como lo predijera en 1915 Albert Einstein a través de su Teoría de la Relatividad.

El argumentos de Franson está basado en observaciones hechas de la explosión de una supernova en 1987. A partir de ciertas mediciones los científicos pudieron determinar que la llegada de los fotones (las partículas de la luz) provenientes de esta explosión llegaban con 4,7 horas de retraso. En su momento, los investigadores lo atribuyeron a que los fotones provenían de otra fuentes y no de la explosión de la superniva. Franson argumenta ahora que dichos fotones sí que provienen de la supernova y que debido a la polarización en el vacío que sufrieron (se convirtieron en positones y electrones por un periodo breve de tiempo), para luego reconvertirse nuevamente en fotones. Este efecto crearía una diferencia gravitacional entre el par de partículas y la recombinación que sufrieron. Esta recombinación pudo haber producido que las partículas se ralentizaran en su camino hacia la Tierra. Si este fenómeno se presentó en todos los fotones en un viaje de 168,000 años luz (que es la distancia entre nosotros y la supernova SN 1987A),esto provocaría que fácilmente se agreguen 4,7 horas de retraso.

Si las ideas de Franson son correctas, virtualmente todas las mediciones basadas en la teoría cosmológica serían incorrectas, de tal suerte que la luz del Sol tardaría mucho más tiempo en llegar a nosotros y la luz proveniente de objetos mucho más distantes como la galaxia Messier 81, que se encuentra a una distancia de 12 millones de años luz, llegaría mucho más tarde de lo que ha sido calculado actualmente, posiblemente unas dos semanas después.

Las implicaciones serían asombrosas ya que las distancias para los objetos celestes tendrían que calcularse nuevamente y todas las teorías que fueron creadas para analizar todo lo que ha sido observado tendrían que ser puestas a prueba nuevamente.

Solamente habría que añadir que los electrones son las partículas que giran entorno a los átomos mientras que los positrones son partículas con carga opuesta a la de los fotones. Los positrones tienen carga eléctrica positiva.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Phys.org

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s