Descubren un gran océano de agua debajo de la superficie terrestre

earth-full-view_6125_990x742

Después de décadas de búsqueda infructuosa, los científicos han descubierto que una gran reserva de agua, capaz de llenar por tres veces a todos los océanos de la Tierra, estaría atrapada a cientos de kilómetros debajo de la superficie, lo que transformaría nuestro entendimiento de cómo se formó el planeta.

El agua se encontraría encerrada en un mineral llamado Ringwoodita a unos 660 kilómetros debajo de la superficie. Se cree que el agua llegó a la superficie de la Tierra gracias a la intensa actividad geológica, en lugar de haber llegado, como afirman muchas teorías, por la presencia de cometas que en algún momento pudieron chocar con nuestro planeta.

De acuerdo a la perspectiva de uno de los investigadores responsables de este nuevo estudio, el geólogo Steve Jacobsen,  los procesos geológicos en la superficie de la Tierra como los terremotos y las erupciones volcánicas fueron responsables de que el agua se trasladara desde muy adentro de las capaz hacia la superficie.

Por otro lado, una de las preguntas que se plantean los científicos ahora es si es posible que se pueda utilizar esa gran cantidad de agua que se encuentra escondida. La respuesta podría ser la siguiente:

La Ringwoodita actúa como una esponja debido a una estructura cristalina que hace que atraiga hidrógeno y que atrape agua. Al atrapar el agua de esta manera, es imposible que el vital líquido pueda ser aprovechado y utilizado. En otras palabras: es imposible que los seres humanos podamos utilizar algún día esta agua (siempre permanecerá atrapada).

Para llegar a todas estas conclusiones el equipo de investigadores tuvo acceso a una red de sismógrafos que se encuentran en varios lugares de Estados Unidos y que es capaz de medir las vibraciones que producen los terremotos. Jacobsen y su equipo utilizaron también equipo de laboratorio con la finalidad de simular las condiciones de presión que experimentan las rocas a 600 km de profundidad.

En este sentido hay evidencia de que el derretimiento y el movimiento de las rocas en la zona de transición -cientos de kilómetros abajo, entre los mantos de arriba y de abajo- llevó a un proceso donde el agua se fusionó y por tanto quedó atrapada en la roca.

El descubrimiento también es considerado como muy importante debido a que antes se creía que el derretimiento del manto ocurría a una distancia de tan solo 80 km debajo de la superficie de la Tierra. Ahora se sabe que esto ocurre a una distancia de unos 600 kilómetros de profundidad.

¿Y por qué siempre existe la misma cantidad de agua en los océanos de la Tierra? Una de las respuestas que da Jacobsen es que el agua que se encuentra debajo de la superficie actúa como un tapón para los océanos que están en la superficie, lo que explicaría por qué se ha mantenido la misma cantidad de agua, y por qué han prevalecido las mismas condiciones en cuanto a dimensión se refiere durante tantos millones de años.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: The Guardian. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s