Descubren un rápido y furioso agujero negro

quasar

Un agujero negro con chorros extremadamente potentes ha sido encontrado en la galaxia vecina Messier 83 (M83) por un equipo de investigadores australianos y americanos.

Los agujeros negros son, por definición, invisibles, pero cuando la materia cae en uno de ellos, se convierten en un tipo de máquinas verdaderamente eficientes.

Arroja en ellos algo de combustible (cualquier clase o tipo de materia funciona) y verás cómo se produce una gran cantidad de energía que es extraída de la materia conforme va acercándose y cayendo en el campo gravitacional del agujero.

Si la máquina de un automóvil fuera tan eficiente como un agujero negro, podríamos manejar hasta Saturno y regresar con tan solo un litro de gasolina.

En la Tierra no tenemos coches que cuya energía les sea dada por por agujeros negros porque nadie ha sido capaz de crear agujeros negros que quepan en el bolsillo de un pantalón.

quasar1
Esta es una imagen tomada por el telescopio Espacial Hubble del microquasar MQ1 que se encuentra en M83. Dos lóbulos de gas caliente, creado por el par de chorros, son claramente visibles a cada lado de la fuente central. /Fuente: http://www.phys.org

Pero la naturaleza sí que se las ha ingeniado para hacer agujeros negros y utilizarlos como una forma compacta de energía. La más energética y la más explosiva fuente en el universo (como los quasáres y las explosiones de rayos gama) son producidas por el campo de gravedad de los agujeros negros, no por la fusión nuclear (que le da energía al Sol y a las demás estrellas).

Conforme más exploramos el cosmos alrededor de nosotros, tenemos más evidencias de la presencia de agujeros negros activos y el efecto que ellos generan en el entorno en el que se encuentran. El ejemplo más claro de esto es el nuevo objeto identificado como MQ1 el cual es el microquasar más energético en M83.

La energía generada justo afuera de un agujero negro se extiende hacia el exterior a través de dos vías posibles:

1. radiación, como calor, luz visible luz ultravioleta y rayos X.

2. chorros hechos de electrones, positrones (que son electrones con carga positiva) y en algunas ocasiones núcleos atómicos.

Por otro lado, medir la luminosidad radioactiva es relativamente sencillo, gracias a los telescopios de rayos X que se encuentran en órbita como el Chandra, el XMM-Newton y el Swift.

m83
La galaxia espiral M83.

Pero medir la energía de los chorros es una tarea un tanto más complicada, ya que estos chocan y se confunden con el gas interestelar que rodea al agujero negro. Los chorros se encargan de calentar el gas interestelar, de tal suerte que los agujeros negros con poderosos chorros tienden a estar rodeados por una burbuja de gas tremendamente caliente y en estado ionizado, así como de electrones libres.

Gracias a que los astrónomos pueden medir el tamaño y la luminosidad de esta burbuja, pueden estimar el poder de los chorros y saber también durante cuánto tiempo han estado encendidos. Esto es precisamente lo que se hizo con MQ1 en la galaxia M83.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: www.phys.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s