Desarrollan nueva técnica para medir el peso de los planetas

azure-blue-exoplanet

Una nueva manera de medir el peso de planetas alienígenas podría ayudar a revelar importantes detalles de qué tanto estos planetas pueden albergar vida o no.

En las pasadas dos décadas, los astrónomos han confirmado la existencia de más de 900 planetas fuera del Sistema Solar y han descubierto también más de 2,300.

Pero los científicos no se conforman con confirmar la existencia de este tipo de mundos, sino que también buscan analizarlos con detalle, ayudando a resolver preguntas de si son potencialmente habitables o no.

Conocer la masa de un planeta puede ayudar a los investigadores a comprender mejor su atmósfera y saber, además, si dentro de esta atmósfera existen rocas o gas. Estos dos factores están ligados con la “habilidad” de cada planeta para albergar vida. Y es que conociendo la masa de un planeta se puede saber cómo es que se enfría, su tectónica de placas y cómo es que genera campos magnéticos y cómo es que el gas escapa de su atmósfera.

“La masa afecta todo a un nivel planetario. Si no consideráramos la masa, entonces habría grandes probabilidades de no comprender muchas de las propiedades de dicho planeta”, afirma Julien de Witt, profesora del MIT quien encabeza la investigación.

Sin embargo, los métodos actuales para medir el peso de los planetas son bastante limitados. La técnica a la que los científicos recurren con mayor frecuencia es la llamada de velocidad radial. Este método consiste en medir los movimientos  o bamboleos que se producen en una estrella producto de la fuerza de gravedad ejercida por uno o varios planetas.
El problema de este método radica en que no funciona correctamente en todos los planetas que hacen que una estrella se mueva. Esto incluye a mundos con poca masa o aquellos que orbitan muy lejos de la estrella que los hospeda.

Pero, afortunadamente, ahora los científicos se las han ingeniado para desarrollar una nueva estrategia que ayudará a pesar planetas a partir de su atmósfera.

Para comprender cómo funciona este método, hay que imaginar que la atmósfera de un exoplaneta se vuelve más delgada con la altitud, tal y como sucede en la Tierra. Esto se debe a que la fuerza de gravedad se vuelve más débil en la medida en que un plantea está más alejado de su estrella.

Debido a que la intensidad de la fuerza de gravedad que produce un planeta depende su masa, los investigadores pueden deducir la masa de un exoplaneta a partir de cómo la atmósfera se va haciendo más delgada producto de la altitud.

Para poner a prueba este método,  los científicos lo aplicaron a un exoplaneta conocido como HD 189733b que se encuentra a unos 63 años luz de la Tierra y que fue descubierto en 2005.

Desafortunadamente el nuevo método solamente funciona en planetas gigantes como Júpiter pero, afortunadamente, cuando la NASA envíe al espacio próximamente el telescopio James Webb, el método podrá ser aplicado con planetas que tengan una masa similar a la Tierra; superplanetas con 10 veces la masa del nuestro; y planetas gaseosos conocidos como “pequeños neptunos” que tienen una masa 10 veces mayor a la masa de la Tierra.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Space.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s