Chorros magnéticos muestran cómo las estrellas llegan al final de sus días

130916090836-large

Dos objetos viejos, la nebulosa Calabash (que es una nebulosa protoplanetaria) y M 2-9 (una nebulosa planetaria joven) nos muestran cómo evolucionará en el futuro IRAS 15445-5449, la cual aparece en el panel izquierdo. /Crédito: Daily Galaxy

Un equipo internacional de astrónomos han encontrado por primera vez un chorro de partículas cargadas de energía proveniente de una estrella moribunda. El descubrimiento, que es una colaboración de científicos suecos, alemanes y australianos, representa un paso crucial para explicar cómo se forman algunos de los objetos más bellos del universo y qué sucede cuando estrellas como el Sol llegan al final de su vida.

Cuando las estrellas como el Sol están a punto de morir, se transforman en simétricas nubes de gas llamadas nebulosas planetarias pero aún no existe una explicación clara de por qué adquieren tan bellas y distintas formas.

Una posible respuesta a estas misteriosas formas la tienen estos investigadores, quienes se han aventurado a afirmar que el origen de éstas son chorros magnéticos  que provienen de estrellas moribundas.

Para llegar a esta conclusión, los astrónomos utilizaron varios telescopios y radiotelescopios australianos con la finalidad de estudiar la estrella IRAS 15445-5449, la cual se encuentra al final de sus días y está en proceso de convertirse en una nebulosa planetaria. Está a unos 23,000 años luz de la Tierra en la constelación del Tríangulo Sur.

“En nuestros datos hemos encontrado la clara huella de un chorro extremadamente energético que nunca había sido visto antes en estrellas como el Sol”, afirma Andrés Pérez Sánchez, de la Universidad de Bonn y uno de los autores del estudio.

La fuerza de las ondas de radio de diferentes frecuencias que emana la estrella coincide con la huella dejada por el chorro de partículas de altas energías que, gracias a las fuertes ondas magnéticas, se acelera casi a la velocidad de la luz. Estos chorros ya han sido vistos también en otro tipo de objetos astronómicos como estrellas que nacen o en agujeros negros supermasivos.

Por ahora los científicos desconocen si nuestro Sol producirá un chorro de energía cuando muera. “Probablemente la estrella tenga un compañero que no hemos visto, quizá un planeta u otra estrella, que ayuda a crear el chorro. Con la ayuda de algunos proyectos astronómicos en puerta como el proyecto ALMA, seremos capaces de hallar qué estrellas son capaces de crear chorros como este, y cómo es que lo hacen”, dice Andrés Pérez.

___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Science Daily.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s