Científicos buscan resolver un interesante misterio sobre Titán

titan1

Uno de los más fascinantes descubrimientos recientes en nuestro Sistema Solar es cómo la superficie de la luna Titán de Saturno se asemeja a la Tierra: está dotado de lagos y mares, tiene canales, islas, nubes que producen lluvia y probablemente hasta arcoiris. El agua en Titán, sin embargo, no está compuesta por H20 y su temperatura alcanza los 143 grados bajo cero. Dicha temperatura impide que el agua esté en estado líquido. Sin embargo, los investigadores creen que el fluido que esculpe Titán podría estar compuesto de una mezcla de metano, etano y otros hidrocarburos aún desconocidos.

La idea de que Titán es un mundo húmedo es mayoritariamente aceptada por la comunidad científica, ya que la sonda Cassini de la NASA ha volado sobre esta luna más de 90 veces desde 2004, creando un mapa de sus lagos y mares. También, y en 2005, el robot Huygens se separó de la sonda Cassini para descender a través de sus nubes y aterrizar en su húmedo suelo.

Pero algunas preguntas respecto a los lagos y mares presentes en esta luna permanecen sin respuesta como por ejemplo: ¿Dónde están todas las olas y mareas? En Titán, las olas de los lagos son extrañamente suaves, pese a que se sabe por los datos obtenidos por la sonda Cassini que existen vientos bastante poderosos que podrían hacer que las olas se movieran. 

Una posible respuesta a este escaso movimiento en el oleaje podría deberse al hecho de que la gravedad en Titán es de tan solo 1/7 de la gravedad presente en la Tierra, por lo tanto, esta escasa gravedad ofrece muy poca resistencia al movimiento de las olas.

lagosdetitan

Aquí se aprecian los lagos de Titán /Crédito: NASA

Pero los investigadores siguen barajando varias hipótesis: quizá, afirman, los lagos estén congelados. Pero, para el científico planetario Alex Hayes es poco probable el congelamiento “porque hemos encontrado evidencia de lluvias y temperaturas en la superficie que se encuentran arriba del punto de congelación”. O quizá los lagos estén cubiertos por una sustancia parecida al alquitrán que amortigua el movimiento de las olas.  “Todavía no podemos descartar eso”, señala.

La respuesta podría encontrarse en los resultados de un estudio que Hayes y sus colegas acaban de publicar (Julio de 2013) en la revista Icarus, donde toman en cuenta la gravedad de Titán, la escasa viscosidad de los hidrocarburos líquidos, la densidad de la atmósfera de la luna y otros factores.

6a00d8341bf7f753ef0192ac26fa39970d

También sugieren una tercera posibilidad: que los vientos no soplen lo suficientemente fuerte ya que, desde que la Cassini alcanzó esta Luna en 2004, los lagos del hemisferio norte (donde se encuentran la mayoría) han estado en un estado permanente de congelación. Estado que impediría que las olas se movieran.

Pero ahora las estaciones han cambiado y en Agosto de 2009 el Sol cruzó el ecuador de Titán hacia el norte, proveyendo de luz, calor y vientos a los lagos.

“De acuerdo con los modelos climáticos, los vientos llegarán a su punto máximo en 2017 y serán lo suficientemente fuertes para crear mareas y ondas”, dice Hayes.

Si éstas aparecen, Cassini será capaz de detectarlas. Para Hayes, “comprender la oceanografía de otro mundo es todo lo que necesitamos ahora”.

Y, evidentemente, será hasta 2017 cuando comprendamos de una vez por todas el movimiento de las olas de este intrigante mundo congelado.
___

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s