Astrónomos detectan un planeta con extraño color azul a 63 años luz de distancia

6a00d8341bf7f753ef0191042f7cc1970cAstrónomos que han realizado observaciones en luz visible con el Telescopio Espacial Hubble han podido determinar el actual color de un planeta que orbita otra estrella a 63 años luz de distancia: se trata de HD 189733b el cual es uno de los mundo más cercanos y descubierto en 2005.

Y es que, como lo pudo demostrar el telescopio Hubble, gracias a observaciones recientes, se han podido establecer evidencias de la dispersión de luz azul en este mundo que se encuentra a unos 46,000 kilómetros de la estrella que lo hospeda. Otro dato curioso es está gravitacionalmente bloqueado, lo que significa que una de sus caras siempre mira a la estrella mientras que la otra cara no.

Por su parte, el Espectrógrafo de Imagen del Telescopio Hubble ya había medido hace algunos años cambios en el color de la luz del planeta.

“Observamos que la luz se iba haciendo menos brillante en el azul, pero no en el verde o rojo”, afirmó Fredric Pont de la Unversidad Exester en Inglaterra.

En este turbulento mundo alienígena, la temperatura en el día es cercana a los 1,000 grados y los vientos soplan a unas 4,500 millas por hora.

El color azul cobalto no proviene del reflejo de un océano tropical como sucede en la Tierra, sino por una atmósfera que contiene nubes altas compuestas principalmente de partículas de silicato. Los silicatos condensados en el calor podrían formar pequeñas gotas que dispersan más luz azul que roja.

El telescopio Hubble y otros observatorios han hecho estudios intensivos de HD 189733b y han encontrado que su atmósfera es muy cambiante y exótica. HD 189733b se encuentra entre un conjunto de planetas llamados bizarros que tienen un parecido muy grande con Júpiter.

Hay que decir también que un conjunto de nuevas observaciones ofrecen información sobre la composición química y la estructura de las nubes, comparando así el color de los planetas en nuestro sistema solar con el exoplaneta HD 189733b cuyo color azul profundo es producido por gotas de silicato, que dispersa la luz azul en su atmósfera.

En este sentido, las nubes juegan un rol fundamental en las atmósferas planetarias. De ahí que detectar la presencia de nubes es crucial para que los astrónomos comprendan la física y climatología de otros planetas.

En 2007, el Telescopio Espacial Spitzer midió el calor a partir de la luz infrarroja, creando así uno de los primeros mapas de temperatura de su superficie, tanto de la cara oculta como de la cara visible, la cual difiere por aproximadamente unos 260 grados.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: The Daily Galaxy.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s