Científicos diseñan nuevo método para detectar planetas como la Tierra

earth-like-planet

Una de las interrogantes que siempre nos planteamos es cómo hacen los científicos para detectar planetas que se encuentran fuera de nuestro Sistema Solar y, sobre todo, cómo es que se las ingenian para detectar mundos rocosos tan pequeños como la Tierra.

Pues resulta que un grupo de científicos de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda han propuesto un nuevo método para encontrar mundos parecidos a la Tierra y que, de acuerdo con las estimaciones, podrían ser 100 mil millones.

La estrategia de detección utiliza una técnica llamada microlentes gravitacionales, que actualmente es utilizada en un observatorio de Nueva Zelanda.

Los microlentes gravitacionales se producen en el universo cuando un objeto masivo, como puede ser un quasar, se interpone entre una estrella lejana y el observador, produciendo que la luz de esa estrella distante sea magnificada como consecuencia de la intensa fuerza de gravedad que produce el quasar sobre la luz de la estrella. El fenómeno en cuestión, que podría equipararse con ver el universo a través de una inmensa lupa, ya había sido predicho en 1915 por Albert Einstein en la Teoría General de la Relatividad, en donde se establece que la luz tiende a curvarse como consecuencia de la gravedad.

Por su parte el Dr Phil Yock de la Universidad de Auckland, ha explicado que el nuevo método requiere de la combinación de datos de los microlentes junto con las observaciones actualmente realiza el telescopio Kepler de la NASA que se encuentra en el espacio.

“El telescopio Kepler ya ha encontrado planetas como la Tierra que se encuentran muy cerca de su estrella madre y se estima que hay alrededor de 17 mil millones de ellos en la Vía Láctea. Estos planetas son generalmente más calientes que la Tierra aunque algunos podrían tener temperaturas similares y, por consiguiente, ser habitables”, dice.

“Nuestro propósito es medir el número de planetas que tengan la masa de la Tierra y que orbiten a sus estrellas a una distancia del doble de la que existe entre el Sol y la Tierra. Estos nuevos planetas deberían ser más fríos que la Tierra. E, interpolando los datos del telescopio Kepler con los de microlentes, debemos obtener una muy buena estimación del número de planetas como la Tierra que hay en la galaxia y que podrían ser habitables. Ahora podemos anticipar un total de 100 mil millones”, añade.

Luego de muchísimos esfuerzos, y de pasar un sinnúmero de dificultades, el primer planeta que fue descubierto orbitando una estrella como el Sol se logró en 1995. El doctor Yock ha explicado que estos esfuerzos reflejan el grado de dificultad para detectar objetos que no emiten luz propia como los planetas, debido al resplandor de luz tan intenso que generan las estrellas que los hospedan, de tal suerte que, para localizarlos, se requieren de métodos indirectos de detección como el de microlentes gravitacionales.

En los últimos años, la técnica de microlentes ha sido utilizada para detectar la mayor parte planetas que son más grandes que Neptuno y Júpiter. Por lo tanto, el doctor Yock y sus colegas han propuesto una nueva estrategia de microlentes con la finalidad de detectar la pequeña deflexión de la luz de una estrella que es causada por planetas con las dimensiones de la Tierra.

Las simulaciones llevadas a cabo por el doctor Yock y su equipo mostraron que los mundos como el nuestro podrían ser detectados más fácilmente si existiera una red global de telescopios robot que los pudiera monitorear todo el tiempo.

De forma coincidente, actualmente está a punto de entrar en operaciones en Estados Unidos una red de dos telescopios de 1 y 2 metros de diámetro, el Observatorio Las Cumbres, que trabajará conjuntamente con otros telescopios más (uno situado en Chile, tres en África del Sur, tres en Australia y otro dos en Hawaii y Texas) y que se encargarán de estudiar eventos de microlentes, por lo que, en un futuro cercano, será posible detectar y luego estudiar  con profundidad planetas parecidos al nuestro.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Science Alert.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s