Un asombroso vídeo muestra cómo las galaxias espirales adquieren sus brazos

Galaxia espiral

Los discos de las galaxias espirales pueden considerarse como los más hermosos y fotogénicos residentes cósmicos del universo. Con su centro brillante y sus brazos, pueden crear imágenes impresionantes. De hecho, la Vía Láctea es una galaxia espiral que hospeda a la Tierra y al Sistema Solar cerca de uno de sus brazos.

¿Pero cómo es que estas galaxias obtienen sus brazos y cómo es que los pueden mantener por cientos de miles de millones de años? La pregunta ha intrigado a los astrofísicos por muchos años. Pero ahora, una nueva investigación ha revelado exactamente cómo este tipo de galaxias adquieren sus increíbles formas.

Ha habido dos teorías dominantes sobre el origen y el destino de los brazos en los discos galácticos. La primera afirma que estos brazos van y vienen con el tiempo. La segunda teoría, que es más aceptada, propone que el material de la que están formados los brazos (estrellas, gas y polvo) es afectada por diferencias en intensidad de la gravedad. Y es éste fenómeno gravitatorio el que ayuda a sustentar a los brazos por largos periodos de tiempo.

Con la finalidad de examinar con mayor profundidad las formas espirales de algunas galaxias, y de comprobar si alguna de estas dos teorías son correctas, los investigadores utilizaron una nueva y poderosa supercomputadora para crear simulaciones. Estas simulaciones siguieron el movimiento de 100 millones de `partículas estelares´, así como de la gravedad y otras fuerzas físicas que le dan formas a esas galaxias. En particular, el estudio hizo un modelo de cada uno de los discos que no tenían influencia de otras galaxias cercanas.

“Hemos mostrado por primera vez que los brazos espirales, formados por estrellas, no tienen características transitorias, como se ha dicho por muchas décadas”, comentó Elena D´Onghia, una de las investigadoras. “Los brazos espirales tienen la capacidad de auto-perpetuarse, de ser persistentes y, para sorpresa de todos, de tener una larga vida”.

De hecho, estas nuevas conclusiones sugieren que los brazos surgen como resultado de la influencia de grandes nubes moleculares que no son otra cosa que regiones donde se forman nuevas estrellas. Estas nubes actúan como `perturbadores´y pueden iniciar la formación de brazos espirales.

El nuevo estudio no solamente muestra los orígenes de estas estructuras, sino también el hecho de que no es probable que desaparezcan pronto. También les otorga una oportunidad a los científicos para comprender mejor el proceso evolutivo galáctico.

El hallazgo ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal y, a continuación, se puede ver un vídeo donde aparece en acción el modelo computacional que utilizaron los científicos para llegar a sus conclusiones:

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Science World Report.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s