Nuevo modelo teórico explicaría como se formaron Jupiter y Saturno

jupiter-saturno

Un nuevo modelo teórico desarrollado por el científico del Instituto Carnegie de Washington, Alan Boss, da nuevas pistas de cómo pudieron haberse formado y evolucionado los planetas gigantes gaseosos -como Júpiter y Saturno- en nuestro Sistema Solar.

Las estrellas nuevas están rodeadas por un disco de gas durante las primeras etapas de su existencia. Se cree que los planetas gigantes se forman, precisamente, por la presencia de estos discos.

Pero existen varias teorías que compiten unas con otras respecto a cómo es que los planetas gigantes se forman alrededor de las protoestrellas. Una de estas teorías propone que estos planetas surgieron a partir de pequeños pedazos de roca y hielo que se fueron uniendo, seguido de la creación de un disco de gas que rodearía a la estrella naciente. La otra teoría propone que grupos de gas denso que se forman en brazos espirales, incrementan la masa y la densidad de estos brazos formando un planeta gigante en un solo paso.

Observaciones de estrellas jóvenes que siguen teniendo estos discos de gas, demuestran que las estrellas como el Sol se someten frecuentemente a periodos de estallido que duran al menos 100 años y que transfieren masa desde el disco hacia la estrella joven, incrementando su luminosidad. Se piensa que estas ráfagas cortas de acreción de masa son impulsadas por una inestabilidad gravitacional en el disco de gas.

“Los planetas gigantes, una vez que se forman, son muy difíciles de destruir”, afirmó Alan Boss, “aún durante el periodo de los fuertes estallidos energéticos que experimentan las estrellas jóvenes”, añade.

Para llegar a sus conclusiones, Boss desarrolló modelos tridimensionales muy detallados con la finalidad de demostrar que, independientemente de cómo se formaron los planetas gigantes gaseosos, estos debieron de haber sido capaces de sobrevivir a periódicas transferencias de masa desde el disco de gas hacia la estrella joven.

Por otro lado, uno de los modelos desarrollados es similar al Sistema Solar y su estabilidad es de unos 1000 años. El otro modelo contenía planetas parecidos a Júpiter y a Saturno y se le dio una estabilidad de 3,800 años. Los modelos mostraron que estos planetas fueron capaces de evitar ser forzados a migrar hacia el interior para ser tragados por la protoestrella en crecimiento, o ser arrojados completamente fuera del sistema planetario debido a la interacción que pudiese haberse dado entre un planeta y otro.

Actualmente se ha encontrado en torno a un 20% de planetas gigantes gaseosos en estrellas parecidas al Sol, lo que indica que el modelo propuesto por Boss sobre el origen de planetas como Júpiter y Saturno va por buen camino.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Daily Galaxy.

_____________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s