Encuentran el agujero negro más grande jamás observado hasta ahora

Esta imagen muestra el disco de la galaxia NGC 1277, tal y como fue observada por el Telescopio Espacial Hubble. La pequeña y plana galaxia tiene en su centro uno de los más grandes agujeros negros supermasivos que jamás se hayan encontrado. /Crédito: http://www.space.com

Astrónomos han descubierto, en una galaxia a 250 millones de años luz de la Tierra, lo que podría ser el agujero negro más masivo que jamás se haya encontrado.

Es tan grande que su masa es equivalente a 17 mil millones de soles y se encuentra dentro de la galaxia NGC 1277 en la constelación de Perseo y representa el 14% del total de masa de la galaxia en la que se encuentra. Un agujero negro normal tiene una masa equivalente de tan solo el 0.1%, por lo que sus dimensiones han impresionado a los científicos.

Si pudiésemos hacer una comparación entre Neptuno y este agujero negro, podríamos afirmar con toda seguridad que su órbita es 11 veces más ancha que la órbita que tiene este planeta en torno al Sol.

La existencia de este agujero negro supermasivo está más que confirmada ya que, como apunta el astrónomo Remco van den Bosch, uno de los autores principales del estudio, “la primera vez que calculamos la existencia de este cuerpo pensamos que algo andaba mal. Intentamos hacer cálculos nuevamente con el mismo instrumento y luego con otro instrumento y los resultados fueron positivos”.

Por otro lado, el hallazgo tiene implicaciones para nuestra comprensión de cómo evolucionan los agujeros negros masivos en el centro de las galaxias ya que, comúnmente, los astrónomos piensan que, normalmente, el tamaño de la parte central de una galaxia y el agujero negro que reside allí están relacionados. Pero las proporciones tan dispares observadas en NGC 1277 ponen en tela de juicio este argumento.

 ¿Pero cómo es descubrieron este agujero negro supermasivo?

Van den Bosch afirmó que él y su equipo descubrieron este inmenso agujero negro mientras hacían un estudio para encontrar “el agujero negro más masivo que fuera posible”, por lo que analizaron la luz proveniente de 700 galaxias utilizando un inmenso telescopio para capturar la luz: el Telescopio Hobby-Eberly que se encuentra en el Observatorio Mcdonald de la Universidad de Austin en Texas.

A partir de este amplio estudio, encontraron que, de forma inusual, seis galaxias y otros objetos se precipitaban vertiginosamente hacia el corazón de cada una de estas galaxias a una velocidad de 350 kilómetros por segundo.

Cuando sucede un evento donde los objetos se precipitan a estas velocidades hacia el centro de una galaxia, es muy probable que la atracción gravitatoria ejercida por un agujero negro supermasivo sea la responsable de provocar este caos. De allí que el equipo de astrónomos decidieran utilizar información recopilada por Telescopio Espacial Hubble de NGC 1277 y descubrir así la existencia de su gran agujero negro que reside en el centro.

El equipo también resaltó el hecho de que la galaxia NGC 1277 solamente está formada por estrellas viejas. Las estrellas más jóvenes en la galaxia tiene unos 8 mil millones de años (el doble que la edad de nuestro Sol).

Van den Bosch también quiere saber si estos agujero negros supermasivos solamente se formaron en las edades tempranas del universo o después.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Space.com

_____________________

Noticias relacionadas:

Curiosity encuentra primeras evidencias de por qué la atmósfera marciana cambió

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s