Descubren gran reservorio de agua en una estrella en formación

Visión en infrarrojos del telescopio Herschel de parte de la Nube Molecular en la constelación de Tauro. En la parte baja izquierda de la fotografía se puede apreciar la nube pre-estelar L1544, que está rodeada por otras muchas nubes de gas y polvo de diferente densidad. La Nube Molecular se encuentra a unos 450 años de la Tierra y es la región más cercana conocida donde actualmente se están formando estrellas / ESA

El observatorio Herschel de la Agencia Espacial Europea ha descubierto vapor de agua en nubes de gas y polvo que, en un futuro próximo, colapsarán para convertirse en una estrella como nuestro Sol. Y es que, con tal cantidad de agua encontrada, se podrían llenar todos los oceános de la Tierra ¡ 2000 veces!

Las estrellas se forman a partir de nubes de gas frías y oscuras que contienen todos los ingredientes necesarios para crear un Sistema como el nuestro.

El agua, que es esencial para la vida en la Tierra, había sido previamente detectada fuera de nuestro Sistema Solar en forma de gas y hielo, envuelta en diminutos granos de polvo cerca de los sitios donde se forman las estrellas y en los discos proto-planetarios capaces de formar sistemas planetarios.

Acercamiento de L15544 con el espectro de las moléculas de agua observadas por Herschel. El pico de la gráfica muestra un exceso de brillo, o de emisión, mientras que las depresiones nos señalan un déficit o absorción. Estas característica son utilizadas para indicar la densidad y el movimiento de las moléculas de agua entre las nubes /ESA.

La nuevas observaciones del telescopio Herschel en una corona pre-estelar en la constelación de Tauro conocida como Lynds 1544, representan las primeras detecciones de vapor de agua en una nube molecular que, por cierto, está a punto de formar nuevas estrellas.

“Para producir tal cantidad de vapor, debió de haber habido muchísima agua congelada en las nubes, algo así como más de tres millones de océanos como los de la Tierra”, afirmó Paola Caselli de la Universidad de Leeds en Inglaterra y quien es la autora principal del estudio.

“Antes de nuestras observaciones, lo que pensábamos es que toda el agua estaba congelada dentro de los granos de polvo porque hacía mucho frío para presentarse en estado gaseoso y entonces no lo podíamos medir ni estudiar. Pero, a partir de ahora, tendremos que revisar nuestra comprensión de los procesos químicos en esta región tan densa, y en particular, la importancia de los rayos cósmicos para mantener una cierta cantidad de vapor de agua”, dijo la investigadora.

Las observaciones también revelaron que las moléculas de agua están fluyendo hacia el corazón de la nube donde probablemente una nueva estrella se formará, lo que indica también que el colapso gravitatorio está comenzando.

“Actualmente no hay ningún signo de estrellas en esta nube negra pero, mirando a las moléculas de agua, pudimos encontrar evidencias de movimientos dentro de la región que pueden ser entendidos como el colapso de toda la nube hacia el centro”, afirmó la doctora Caselli.

“Hay suficiente material para formar una estrella al menos tan masiva como nuestro Sol, lo que significa que en el futuro podría formarse un sistema planetario, posiblemente uno como el nuestro”, agregó Caselli.

_______________________________________________________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Agencia Espacial Europea.

_____________________

Noticias relacionadas: 

¿Cómo nacen y mueren las estrellas?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s