La química de las estrellas es clave para el desarrollo de zonas de habitabilidad

Cuando se discute la búsqueda de planetas potencialmente habitables, siempre se hace referencia a la zona de habitabilidad, que es un área relativamente delgada en el Sistema Solar que puede albergar vida. En este sentido, los astrobiólogos y los científicos planetarios están de acuerdo en que la distancia que existe entre un planeta y la estrella en torno a la cual gira, resulta de gran importancia para crear dichas condiciones óptimas.

Pero ahora un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona sugiere que la química de las estrellas también impacta en las condiciones de habitabilidad de los planetas. El documento, que aparece publicado en el número de agosto de la revista Astrophysical Journal Letters, demuestra que la sutil diferencia en la química interna de las estrellas puede tener grandísimos efectos en la posibilidad de que a largo plazo un planeta pueda tener vida o no.

“Hemos identificado cambios en las proporciones de diferentes elementos químicos que son particularmente importantes para otorgarle a un Sistema Solar la posibilidad de ser habitado”, dijo Patrick Young, uno de los autores principales del estudio, quien también señaló: “Los elementos más abundantes como el carbono, el oxígeno, el silicón, el magnesio y el sodio son particularmente importantes. Cuanto mayor es la abundancia de estos cuatro elementos en una estrella, mayores son las probabilidades de que la zona de habitabilidad evolucione”. Sin embargo, la habitabilidad es muy difícil de cuantificar porque depende de un gran número de variables y muchas de ellas todavía se tienen que identificar.

Órbita de Cancri f dentro de la zona de habitabilidad dentro de su estrella 55 Cancri /www.wikipedia.org

Conforme una estrella va evolucionando, se va haciendo cada vez más brillante, causando que la zona de habitabilidad se vaya moviendo cada vez más hacia afuera. Y, como el equipo menciona: una gran abundancia de oxígeno, carbono, magnesio, sodio y silicón debe ser un extra para que un sistema solar pueda albergar condiciones de vida, porque la abundancia de estos elementos hace a la estrella más fría causando que evolucione más lentamente y así darle a los planetas en su zona de habitabilidad mayor tiempo para desarrollar vida como la conocemos.

Por otro lado, para explorar si la química estelar interna causa cambios significativos en la evolución de los astros y, por consiguiente, de su zona de habitabilidad, Young y sus colegas realizaron simulaciones de estrellas que son como nuestro Sol: “utilizamos el espectro de 145 estrellas como el Sol para estimar la cantidad de elementos”, explica Mike Pagano, quien añade: “el oxígeno resulta ser muy variable en abundancia. El efecto que tiene la presencia de elementos químicos pesados en una estrella es hacer más difícil que la energía producida por fusión nuclear escape de la estrella. Esto significa que menos energía necesita ser producida para sostener a la estrella”.

La abundancia de oxígeno en los astros parece crucial para determinar por cuánto tiempo los planetas permanecerán en la zona de habitabilidad alrededor de la estrella que los hospeda. En este sentido, si hubiera habido menos oxígeno en la composición del Sol, por ejemplo, probablemente la Tierra hubiera sido empujada fuera de la zona de habitabilidad, esto habría sucedido hace unos mil millones de años mucho antes que los organismos complejos evolucionaran.

_________________

Traducido y editado por Julio García.

Fuente: The Daily Galaxy

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s