Nuevo análisis genético muestra relación entre humanos y la misteriosa especie Denisova

Así podría representarse físicamente a los homínidos Denisova. Aunque, como muestran los análisis genéticos de dos dientes y un dedo encontrados en Siberia, no hay manera de concluir de que en verdad tuvieron esta fisonomía /Imagen: http://www.abovetopsecret.com

Hace miles de años, los humanos modernos se encontraron y mezclaron con un grupo de homínidos conocidos como Neandertales. Pero ahora, un grupo de investigadores posee pruebas  directas de que los seres humanos también se cruzaron con un grupo llamado denisovanos. El único rastro con el que se cuenta para llegar a esta conclusión son el hueso de un dedo y dos dientes, pero estos fragmentos son suficientes para rastrear el ADN de esta nueva especie cuyos restos fueron encontrados dentro de una cueva en Siberia.

Afortunadamente un equipo de científicos ha sido capaz de reconstruir el genoma completo de esta especie a partir de los fragmentos de dos dientes y un dedo.

“La presencia de los homínidos de Denisova es una gran sorpresa”, dijo John Hawks quien trabaja como biólogo antropólogo en la Universidad de Wisconsin y quien no forma parte del equipo.

Desde su particular punto de vista, se podría asumir que un hueso de un dedo encontrado en una cueva podría pertenecer a un Neanderthal u a otro homínido. Pero cuando los investigadores sequenciaron una pequeña sección de ADN en 2010 (una sección que cubría tan solo el 1,9 por ciento del genoma) fueron capaces de concluir que el espécimen no pertenecía ni a un Neandertal ni a ningún otro homínido conocido. “Fue la primera vez que un grupo distinto al grupo humano fue descubierto a través de un análisis genético en lugar de hacerlo a través de una descripción puramente anatómica como se hacía antes”, afirmó Svante Pääbo,  del Instituto Max Planck en Alemania.

Ahora Pääbo y sus colegas han ideado un nuevo método de análisis genético que les ha permitido reconstruir por completo todo el genoma de los homínidos Denisova. Dentro de este genoma, los investigadores han encontrado pistas no solamente sobre el origen de estos misteriosos homínidos, sino también sobre nuestro propio origen evolutivo. Los de Denisova parecen tener una relación más cercana con los neandertales que con los humanos, pero la evidencia también sugiere que los Denisova se cruzaron con los humanos modernos. El nuevo análisis también presenta nuevas maneras de comprender cómo los primeros seres humanos se extendieron por todo el planeta.

Pero, ¿quiénes fueron los homínidos de Denisova?

Desafortunadamente, el genoma de esta especie no puede decirnos ni darnos muchas pistas de cómo eran en realidad. Los investigadores solamente concluyen que tenían piel oscura y también que poseían pelo café y ojos del mismo color.

Ahora bien: el nuevo análisis genético apoya la hipótesis de que los neandertales y los Denisova estaban más estrechamente relacionados entre ellos que con los humanos modernos. También menciona que la línea humana moderna pudo separarse de lo que sería la línea de los Denisova hace unos 700,000 años, aunque incluso antes: hace unos 170,000 años.

Otro dato interesante que se desprende del estudio es que el 6 por ciento del genoma de los habitantes de Papúa proviene de los Denisova. Los aborígenes australianos y aquellos de las islas del sur de Asia también poseen algunos rastros de estos genes, lo que sugiere que los dos grupos podrían haber cruzado por el centro de Asia y lo luego los humanos modernos haber colonizado las islas de Oceanía.

Sin embargo, y este es un hecho curioso, los habitantes actuales de Asia no parecen tener huellas del ADN de los de Denisova. “Estamos ante un escenario muy interesante de poblaciones: uno que no cuadra completamente con aquello que sabíamos sobre cómo las olas migratorias de poblaciones de humanos modernos migraron hacia Asia, y a través de Asia, para luego dirigirse a las islas de Oceanía”, dijo también John Hawks.

En definitiva, esta nueva evidencia genética podría indicar que, quizá, una temprana oleada de humanos modernos se movió a través de Asia, mezclándose con los de Denisova, para luego dirigirse a las islas; posteriormente una nueva oleada de humanos provenientes de África, se estableció definitivamente en Asia.

Y para terminar hay que decir que esta nueva investigación también ha revelado que los de Denisova tuvieron muy poca diversidad genética (solamente un 26 por ciento del 33 por ciento de diversidad genética presente en las poblaciones actuales de europeos y asiáticos). También se menciona que su población era muy reducida con una muy poca diversidad genética a lo largo de su historia.

______________

Traducido y editado por Julio García.

Referencia: Scientific American.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s