Muere el primer hombre en la luna, Neil Armstrong, a los 82 años

por Julio García.

No fue inventor ni pensador, filósofo o científico, tampoco creador de grandes discursos ideológicos, pero por su hazaña de ser el primer hombre en la luna, Neil Armstrong (1930-2012) seguramente será recordado por las generaciones venideras de nuestro planeta. Su discurso, que se construyó solo a través de la práctica, sin recurrir al pensamiento profundo ni complejo, es planetario y universal, pese a que muchas voces han puesto en entredicho que la humanidad haya llegado, siguiera alguna vez, a pisar nuestro único satélite. Estados Unidos, el país que puso los recursos para enviar aquel memorable Apolo 11, si logró construir y vender un discurso ideológico al derrocar política e ideológicamente a su gran enemigo la Unión Soviética en aquella “Guerra” Fría que fue, más bien, una lucha de pensamiento y política, como un juego de ajedrez, de supremacía universal.

Aquí un pequeño homenaje a este hombre que dedicó su vida a la exploración espacial y que, durante su existencia como hombre famoso, dio muestras de humildad al no dar casi entrevistas ni buscar, tampoco, ser el foco de atención de los medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s