Descubren un exoplaneta más pequeño que la Tierra

Representación artísica del exoplaneta UCF-1.01/ Imagen: http://www.thecuttingedgenews.com

Gracias a la utilización del Telescopio Spitzer de la NASA, un equipo de astrónomos acaba de descubrir un planeta que mide tan solo dos terceras partes del tamaño de la Tierra.

El exoplaneta candidato, llamado UCF-1.01, se encuentra situado a 33 años de la Tierra y, hasta ahora, es considerado el planeta más cercano a nuestro Sistema Solar y además el más pequeño que se haya descubierto.

Hay que decir, sin embargo, que un puñado de estos planetas más pequeños que la Tierra han sido ya encontrados: de hecho el telescopio Spitzer ha realizado ya estudios sobre el tránsito de un puñado de estos cuerpos pequeños, pero UCF-1.01 es el primero en ser detectado con dicho telescopio, por lo que, a partir de ahora, se utilizará para ayudar a encontrar planetas potencialmente habitables del tamaño de la Tierra.

“Con la ayuda del telescopio Spitzer, hemos encontrado evidencias fuertes de un planeta que es muy pequeño, muy caliente y  que se encuentra muy cercano a la Tierra”, afirmó Kevin Stevenson de la Universidad Central de Florida en Orlando. Stevenson es el autor principal del estudio, el cual ha sido aceptado para su próxima publicación en el Astrophysical Journal. “Identificar planteas cercanos y pequeños como UCF-1.01 nos ayudará algún día a profundizar en este tipo de cuerpos utilizando futuros instrumentos”, comentó.

Lo interesante es que UCF-1.01 fue encontrado de forma inesperada cuando Stevenson y su equipo estaban estudiando un planeta del tamaño de Neptuno, llamado GJ 436b, que se encuentra orbitando una estrella tipo enana roja: GJ 436. En los datos aportados por el Spitzer, los astrónomos notaron pequeñas depresiones o una fuerte disminución en la cantidad de luz infrarroja emitida por la estrella, y separada de las depresiones causadas por GJ 436b. Una revisión de los archivos del telescopio mostraron que las depresiones eran periódicos, sugiriendo así que un segundo planeta estaba bloqueando una pequeña fracción de luz de la estrella.

La técnica del tránsito es utilizada por numerosos observatorios incluyendo el telescopio Kepler de la NASA y se basa en los tránsitos para detectar exoplanetas. La duración de un tránsito, y la pequeña disminución en la cantidad de luz registrada, revela propiedades básicas de un exoplaneta como su tamaño y la distancia a la que se encuentra de la estrella que orbita. En el caso de UCF-1.01, su diámetro podría ser de aproximadamente unos 8,400 kilómetros o dos terceras partes el tamaño de la Tierra. Además, giraría muy fuertemente alrededor de GJ 436: a una distancia siete veces mayor de la que separa a la Tierra de la Luna, por lo que un año duraría en este planeta 1.4 días terrestres. Debido a esta proximidad tan alta a su estrella, mucho más cercana de lo que está el planeta Mercurio con respecto al Sol, la temperatura en la superficie de este exoplaneta podría ser de casi 600 grados Celcius, por lo que, si UCF-1.01 tuvo alguna vez atmósfera, seguramente debió de evaporarse rápidamente.

Representación artística del Telescopio Spitzer de la NASA, que actualmente se encuentra a unos 159 millones de kilómetros de la Tierra /Fuente: http://www.spitzer.caltech.edu/

“El planeta podría estar cubierto de magma”, afirmó Joseph Harrington, quien también es uno de los investigadores principales del estudio.

Adicionalmente a UCF-1.01, Stevenson y sus colegas tienen indicios de la presencia de un tercer planeta, denominado UCF-1.02, orbitando a GJ 436. Sin embargo, aún el más sensible instrumento es incapaz de medir la masa de exoplanetas más pequeños que UCF-1.01 y UCF-1.02. Y debido a que el conocimiento de la masa es fundamental para confirmar un descubrimiento, los autores de la investigación son cautelosos, por lo que, por ahora, consideran a estos dos exoplanetas “candidatos”.

De las aproximadamente 1,800 estrellas identificadas por Kepler como candidatas a poseer sistemas planetarios, únicamente tres han sido verificadas para contener planetas más pequeños que la Tierra. Se cree que, de éstos, únicamente un exoplaneta es de menor tamaño, con un radio similar al de Marte.

“Tengo la esperanza de que futuras observaciones confirmarán estos excitantes resultados, que muestran que el telescopio Spitzer podría ser capaz de descubrir exoplanetas más pequeños que Marte”, afirmó Michael Warner, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. “Incluso después de casi seis años en el espacio, las observaciones del Telescopio Spitzer nos siguen llevando hacia una nueva e importante dirección”.

________________

Traducido y editado por JULIO GARCÍA.

Fuente: Astrobiology Magazine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s