El hielo del Sistema Solar pudo haber originado la vida en la Tierra

A lo largo de mucho tiempo los científicos han creído que los cometas, o un tipo de meteoritos muy primitivos llamados condritas carbonáceas, fueron la fuente de los primeros elementos volátiles en la Tierra -que incluyen al hidrógeno, el nitrógeno y el carbono- y posiblemente también materiales orgánicos. Comprender de dónde provienen estos elementos volátiles resulta crucial para determinar el origen del agua y de la vida en la Tierra.

Una nueva investigación encabezada por el investigador de la Universidad de Carniege, Conel Alexander, se enfoca, justamente, en el agua congelada que estaba distribuida en la mayor parte del Sistema Solar, pero probablemente no en los materiales agregados en el principio de la Tierra.

La evidencia de este hielo es ahora preservada en objetos como cometas y en las condritas carbonáceas.  Y es que este hallazgo contradice las teorías que prevalecen actualmente sobre la relación entre estos dos tipos de cuerpos y sugiere que los meteoritos, y sus parientes los asteroides, son las fuentes más probables de agua en la Tierra.

Analizando la proporción del isótopo pesado del hidrógeno: el deuterio en agua congelada (H2O), los científicos pueden tener una idea de la distancia relativa del Sol en el que los objetos que contienen agua se formaron.

Las condritas son meteoritos no metálicos (rocosos) que no han sufrido procesos de fusión como los asteroides /Imagen: http://www.wikipedia.org

Los objetos que se formaron más lejos deben de tener mayor contenido de deuterio en el hielo que aquellos objetos que se formaron más cerca del Sol. Por su parte, los objetos que se formaron en la misma región, deben poseer similares composiciones de isótopos de hidrógeno. Por consiguiente, comparando el contenido de deuterio de agua en las condritas carbonáceas, con el contenido de deuterio de los cometas, es posible decir si estos se formaron en tramos similares en el Sistema Solar.

Se ha sugerido que tanto los cometas como las condritas carbonáceas se formaron más allá de la órbita de Júpiter, quizá en los confines del Sistema Solar, para después desplazarse hacia adentro trayendo consigo material orgánico que fue depositado más tarde en nuestro planeta. Si todo esto es cierto, entonces el hielo encontrado en cometas y los remanentes de hielo preservado en las condritas carbonáceas en forma de silicatos hidratados como la arcilla, podrían tener la misma composición isotópica.

Los cometas son cuerpos celestes constituidos por hielo y rocas que orbitan el Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas /Imagen: wikipedia.org

Los científicos analizaron también muestras de 85 condritas, y fueron capaces de mostrar que éstas podrían no haberse formado en las mismas regiones del Sistema Solar como los cometas, debido a la baja proporción de deuterio. Si el resultado se confirma en su totalidad, sería contradictorio con dos de los más prominentes modelos teóricos que versan sobre la formación del Sistema Solar y por qué presenta su estructura actual.

El equipo sugiere también que las condritas carbonáceas se formaron en el cinturón de asteroides que existe entre las órbitas de Marte y Júpiter. Y es más: proponen que la mayoría de los elementos volátiles en la Tierra llegaron a partir de una variedad de condritas y no por medio de cometas.

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN de Julio García.

FUENTE: Science Daily.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s