La Vía Láctea pudo haber chocado con materia oscura en el pasado, revela experimiento

“La Vía Láctea tuvo un encuentro con una galaxia pequeña o con una estructura masiva de materia oscura hace apenas unos 100 millones de años””, afirmó Larry Widrow, profesor de la Universidad de Queen en Estados Unidos y quien forma parte del equipo de astrónomos de Estados Unidos y Canadá que han descubierto lo que podría denominarse el “humo de la pistola” o los restos de dicho encuentro. “Claramente observamos diferencias inesperadas en la distribución estelar de la Vía Láctea arriba y abajo del plano medio de la galaxia que tiene la apariencia de una onda vertical: algo que nadie había visto antes”, añade Widrow.

El descubrimiento está basado en observaciones realizadas de 300,000 estrellas por el Sloan Digital Survey. Las estrellas en el disco de la galaxia se mueven hacia arriba y hacia abajo a una velocidad de 20 a 30 kilómetros por segundo, orbitando el centro de la galaxia a una vertiginosa velocidad de 220 kilómetros por segundo. Widrow y sus cuatro colaboradores de la Universidad de Kentucky, la Universidad de Chicago y del Laboratorio Nacional del Acelerador FERMI han encontrado que las posiciones y los movimientos de estas estrellas vecinas a la Tierra no eran tan regulares como se pensaba anteriormente.

“Una parte de la Vía Láctea, que es justamente en la que se encuentra nuestro Sistema Solar, repiquetea como una campana”, afirmó Brian Yanny, del Departamento de Energía del Fermilab. “Pero fuimos incapaces de investigar los objetos celestes que pasaron a través de la Vía Láctea, ya que, o bien podría haber sido una de las pequeñas galaxia-satélite que se movía alrededor del centro de nuestra galaxia, o bien una estructura invisible como un halo de materia oscura”.

Observatorio Apache Point en Nuevo México, donde se recaban los datos del Sloan Digital Survey /Imagen: http://www.planetaincognito.es

“La perturbación no debió de haber sido única y aislada en el pasado: inclusive pudo haber sido permanente. Observaciones adicionales podrían aclarar su origen”, afirma Susan Gardner, profesora de Física en la Universidad de Kentucky.

Cuando los científicos comenzaron a analizar los datos del Sloan Digital Survey, notaron una pequeña pero significativa diferencia estadística en la distribución de las estrellas del norte y del sur del plano medio de la Vía Láctea. Por más de un año, los miembros del equipo exploraron varias explicaciones de esta asimetría presente entre el norte y el sur, como los efectos del polvo interestelar en la determinación de las distancias y la forma en que las estrellas estudiadas fueron seleccionadas. Cuando estos intentos fallaron, comenzaron a explorar la explicación alternativa: que los datos que habían recabado con el Sloan Survey les estaban diciendo algo novedoso sobre los recientes acontecimientos en la historia de nuestra galaxia.

Hay que mencionar también que los investigadores utilizaron simulaciones por computadora con la finalidad de explorar lo que sucedería si una galaxia-satélite o una estructura de materia oscura pasa a través del disco de la Vía Láctea. Las simulaciones arrojaron lo siguiente: que sobre los próximos 100 millones de años, o algo parecido, nuestra galaxia terminará de repiquetear como una campana debido a que la asimetría del norte y del sur desaparecerá y los movimientos verticales de las estrellas en el vecindario solar regresarán a su equilibrio orbital: a menos que choquemos nuevamente.

El Centro de la Vïa Láctea visto de canto por el Satélite Astronómico de Infrarrojos (IRAS) / Fuente: http://www.ipac.caltech.edu/

La Vía Láctea tiene una edad aproximada de 9 mil millones de años y alrededor de 100 000 millones de estrellas y una masa que es 300 mil millones de veces la masa del Sol. La mayoría de la masa dentro y alrededor de la Galaxia es materia oscura.

Por otro lado, los científicos tienen evidencias sólidas de que, más de 20 galaxias satélite, circundan el centro de la Vía Láctea, con masas que van de 1 millón a 2 mil millones la masa del Sol. También existen satélites invisible hechos de materia oscura. Las simulaciones por computadora de los astrónomos han encontrado que esta materia invisible ha sido capaz de formar cientos de estructuras masivas que se mueven alrededor de la Vía Láctea.

Debido a su abundancia, estos satélites de materia oscura tienen mayor probabilidad que las galaxias satélite formadas por materia visible de hacer estragos en el plano media de nuestra galaxia y provocar ondas verticales.

“Futuros programas astronómicos, como la Misión Gaia, podrán ser capaces de realizar un mapa detallado de las perturbaciones verticales en la galaxia con detalles sin precedentes”, afirmó Widrow.

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN de Julio García.

FUENTE: The Daily Galaxy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s