Una sonda en Marte capta un tornado en acción

ver en tamaño completo

La imagen de arriba corresponde a la formación de una columna de viento en forma de remolino -de unos 800 metros de altitud- en la superficie de Marte. La fotografía ha sido realizada por el Experimento Científico de Imagenes en Alta Resolución (HiRSE, por sus siglas en inglés), que se encuentra a bordo del Orbitador de Reconocimiento Marciano.

HiRSE capturó la imagen el 16 de Febrero de 2012, mientras el orbitador pasaba sobre la región llamada Amazonis Planitia, la cual se encuentra al norte del planeta. En el área observada, todavía es posible visualizar caminos hechos por remolinos de viento, o tolvaneras, que se aprecian como rayas en la superficie polvorienta.

La tolvanera describe un delicado arco producido por una brisa proveniente del oeste. El polvo de la nube alcanza los 30 metros de diámetro.

La imagen ha sido tomado durante el llamado año marciano que se produce cuando dicho planeta se encuentra más alejado del Sol. Y, tal y como sucede en la Tierra, los vientos en Marte son implusados y alimentados por el calor que produce el Sol. Cuando el planeta rojo se encuentra más alejado del astro rey, es cuando las tolvaneras actúan sin descanso para literalmente limpiar poco a poco la superficie de frescos depósitos de polvo.

ampliar

Ilustración de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter /Fuente: http://www.nasa.gov

Pero, de hecho, las tolvaneras de polvo se producen también en la Tierra y pueden ser descritas como columnas de aire que giran y que se hacen visibles gracias al polvo que son capaces de levantar de la superficie. A diferencia de un tornado, las tolvaneras se forman típicamente en un dia claro cuando el suelo es calentado por el Sol y aire que se encuentra justo encima también comienza a sufrir los efectos de las altas temperaturas del suelo. Ahora bien: como el aire cerca de la superfice se eleva rápidamente a través de una pequeña bolsa de aire frío sobre ella, el polvo comienza entonces a rotar.

El Orbitador de Reconocimiento ha estado examinado Marte con seis instrumentos desde 2006. Ahora, en una misión ampliada, el orbitador continúa proporcionado información sobre los antigüos ambientes marcianos y respondiendo a cuestiones tan importantes sobre cómo el viento, los impactos de meteoritos y las heladas estacionales continúan afectando hoy en día la superfice marciana.

Hay mencionar que ésta misión ha obtenido más información sobre Marte que todas las misiones orbitales y de superfice que han estado en el planeta rojo anteriormente.

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN de Julio García.

FUENTE: www.nasa.gov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s