Las adicciones podrían estar ligadas con anormalidades en el cerebro

Anomalías en el cerebro podrían hacer que las personas tengan una mayor predisposición a convertirse en adictas a las drogas, ésto de acuerdo con científicos de la Universidad de Cambridge, quienes, además, han encontrado las mismas diferencias entre los cerebros de personas adictas y personas no adictas que tienen un vínculo familiar como hermanos y hermanas.

El estudio, publicado en la revista Science, sugiere que, en parte, ser adicto podría deberse a un desórden en el cerebro.

Otros expertos afirman que los hermanos o hermanas no adictas ofrecen esperanzas para sus hermanos adictos en lo que respecta a nuevos caminos para enseñar el autocontrol.

Por mucho tiempo se ha pensado que el cerebro de las personas que sufren alguna adicción difiere del de aquellas personas que no la sufren, por lo que ésto ha creado mucha confusión a la hora de comprender los mecanismos que la producen.

Los expertos no estaban seguros de si las drogas cambiaban el cableado del cerebro o si, por el contrario, el cerebro de las personas adictas tenía un cableado diferente -de por sí- antes de consumir drogas. Y para responder a esta interrogante los investigadores compararon el cerebro de 50 cocainómanos o adictos al crack con el cerebro de sus hermanos o hermanas, que siempre habían estado “limpios” de éstas sustancias.

ampliar

Las áreas rojas muestran las partes del cerebro más activas en los consumidores de drogas. Las regiones azules están anormalmente disminuídas en los consumidores de drogas. Fuente: http://www.bbc.co.uk

La respuesta es que el cerebro de adictos y no adictos (hermanos y hermanas), poseen las mismas anormalidades justamente en la misma región del cerebro que controla el comportamiento. Región que está conformada por los circuitos frontoestriales.

De ahí que una de las conclusiones del estudio, de acuerdo con la doctora Karen Ersche, es que “la adicción a las drogas no es una elección de estilo de vida, sino que es un desorden del cerebro y nosotros lo debemos de reconocer”, ha dicho.

De cualquier forma, los hermanos o hermanas no adictos tienen un estilo de vida diferente a pesar de que tienen la misma susceptibilidad (debido a estas anormalidades en el cerebro) de desarrollar una adicción a la droga como sus hermanos.

“Éstos hermanos y hermanas que no tienen problemas de adicción, lo que nos deben de enseñar es cómo superar o sobrellevar éste problema, cómo son capaces de autocontrolarse en la vida diaria”, afirma la investigadora.

Por su parte, el doctor Paul Keedwell, un psiquiatra de la Universidad de Cardiff en Inglaterra, señala que “las adicciones, como la mayoría de los desórdenes psiquiátricos, son producto de la naturaleza y la crianza”.

“Las adicciones, como la mayoría de los desórdenes psiquiátricos, son producto de la naturaleza y la crianza”, Paul Kidwell

“Nosotros debemos seguir de cerca a las personas a través de un cierto tiempo para cuantificar el riesgo relativo de que el desarrollo de una adicción sea algo natural o producto de la crianza”, afirma.

Pero es posible que las similitudes en el cerebro de los hermanos no puedan estar sólamente en la genética, sino en una cuestión que tenga que ver con el lugar en donde crecen, conviven con sus padres y se desarrollan (su propia casa). Y, por supuesto, las investigaciones en torno a la relación entre las adicciones y la estrcutura del cerebro están lejos de terminar.

De cualquier manera, muchos especialistas creen que estos descubrimientos abren nuevos caminos para tratamientos.

Por su parte, el jefe de farmacia del Fidicomiso para la Salud Mental de Derbyshire en Inglaterra, David Branford, “las adicciones no producen cambios significativos en la estructura del cerebro y sus funciones, lo que significa que pueden surgir nuevas técnicas para el tratamiento de la adicción que podrían estar basadas en tratamientos psicológicos o de otro tipo”.

Para el profesor Les Iversen, del departamento de farmacología de la Universidad de Oxford, “éstos nuevos descubrimientos refuerzan la idea de que la propensión a las adicciones depende de las diferencias hereditarias en los circuitos del cerebro, y ofrece la posibilidad de nuevos caminos para tratar individuos que tienen un alto riesgo de desarrollar alguna adicción y para que puedan desarrollar mejor el autocontrol”, concluye.

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN de Julio García.

FUENTE: www.bbc.co.uk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s