Átomos de antimateria podrían dar pistas sobre qué es la antigravedad

La antimateria puede ser creada en el laboratorio, pero lo que resulta complejo es mantenerla aislada de la materia ordinaria.

La pregunta de si la materia ordinarial y su contraparte la antimateria pueden producir antigravedad, podrían ser contestadas gracias a una nueva investigación.

La materia ordinaria atrae a toda la materia en el Universo, pero sigue siendo poco claro si la antimateria atrae o repele a la materia.

En este sentido, un equipo de investigadores han dado a conocer a través de la revista Physics Review Letters, que han preparado pares estables de electrones y pares de sus antipartículas: los positrones. Un haz de estos pares pueden ser utilizados para resolver, finalmente, el rompecabezas de la antigravedad.

Hay que señalar que, para cada partícula en física, hay una antipartícula asociada que posee la misma masa, pero donde la carga eléctrica es opuesta.

Las teorías actuales sostienen que, en el principio del Universo, materia y antimateria fueron creadas en la misma proporción. Cuando ambas se juntan, se aniquilan mutuamente produciendo destellos energéticos de luz.

Sin embargo, las interrogantes que se siguen planteando  los científicos siguen siendo: ¿por qué el universo ha llegado a existir y por qué el universo visible está formado por materia y no por antimateria?

ampliar

Un equipo en el Gran Colisionador de Hadrones del CERN, también están "atrapando" átomos de antimateria con la finalidad de estudiarlos.

Una de las características que pueden diferenciar a la materia de la antimateria es su comportamiento gravitacional. La mayoría de los científicos piensan que la antimateria será atraída hacia la materia ordinaria, pero hay otros que piensan lo contrario: que en realidad materia y antimateria se repelen. Ambos puntos de vista tienen implicaciones para responder a la pregunta de por qué el Universo no desapareció en un gran destello de luz luego de formarse. También podría ayudar a explicar por qué el Universo se expande de forma acelerada.

Es simplemente imposible -por ahora- probar la idea. Y decimos que por ahora porque científicos de la Universidad de California en Riverside, Estados Unidos, se están acercando a abordar la cuestión de una vez por todas, y para ello han creado pares de electrones y positrones que están en órbitas estables una alrededor de la otra, generando así partículas llamadas positronios.

Las parejas de electrones y positrones se mantienen unidas gracias a los constantes choques y “destrucciones” que experimentan, mediante un cuidadoso vertido de energía dentro de ellos para crear así lo que se conoce como Estados de Rydberg.

Y al igual que las líneas que corren a lo largo de una pista de automóviles, las partículas se pueden mover dentro de diferentes órbitas una alrededor de la otra si alcanzan energías más altas, y estos átomos positrónicos de Rydberg pasan entonces a órbitas de mayor energía. La duración en que las partículas saltan de una órbita a otra se calcula que es de unas tres mil millonésimas de segundo. Sin embargo, el equipo espera extender el método con la finalidad de que las partículas alcancen unas pocas milésimas de segundo (a menor velocidad se podría mejorar el análisis del fenómeno). Para lograrlo están preparando ya un nuevo gas de átomos artificales.

 Traducción y edición de Julio García.

Fuente: www.bbc.co.uk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s