La experiencia es fundamental para ganar un Premio Nobel

Albert Einstein comentó una vez que “una persona que no ha hecho sus grandes contribuciones a la ciencia antes de los treinta años nuncá lo hará”.

Esto puede ser un fiel reflejo de lo que sucedía en el mundo de la física, específicamente alrededor del mundo de la mecánica cuántica de los años veinte del siglo pasado, pero esto ya no está sucediendo actualmente en ningún campo de la ciencia. Esto lo demuestra un análisis que revela que la edad de los investigadores galardonados con un Premio Nobel ha ido aumentado y que los grandes descubrimientos de la actualidad son realizados por personas de mayor edad.

“Einstein, en este punto, no parece estar en lo correcto”, afirma Benjamin Jones, un experto en innovación de la Escuela Kellogg de Administración de la Universidad de Evanston, Illinois, quien además es co-autor del estudio.

“Los científicos se están conviertiendo en personas más viejas y la probabilidad de hacer un descubrimiento antes de los 30 años ha disminuído drásticamente”, señala.

Trabajando codo a codo con Bruce Weinberg de la Universidad Estatal de Ohio, Jones ha analizado a 525 investigadores galardonados con el Nobel de Física, Química y Medicina entre los años 1900 y 2008, y recabando información histórica y biográfica de cada uno de ellos, para identificar la edad en que fueron laureados y cuándo concibieron sus grandes trabajos.

Encontraron que, salvo pocas excepciones, como fueron los descubrimientos en mecánica cuántica entre los años 20 y 30, que fueron concebidos por científicos menores de 30 años, la tendencia en todos los campos del conocimiento es hacia el hecho de que los investigadores sean ahora mayores de 30 años.

Conferencia Solvay de físicos en 1927. Aparecen Albert Einstein, Neils Bohr, Planck, Marie Curie, entre otros

Famosa Conferencia  de Solvay  en 1927. Aparecen en la foto, muy jóvenes todos, Albert Einstein, Neils Bohr, Planck y Marie Curie, entre otros.

Comparando con los descubrimientos hechos antes de 1905, con los realizados después de 1985, la edad promedio en la cual los físicos hicieron sus descbrimientos rosa de los 37 a los 50. La edad de laureados con el Nobel de Química pasó de los 36 a los 46 y aquellos galardonados con el de Medicina va de los 38 a los 45. Antes de 1905, sin embargo, 20% de los galardonados presentaron su strabajos a la Academia antes de los 30 años. Pero, en el 2000, esta cifra cayó casi al 0%.

Por otro lado, la edad en la cual los ganadores de un premio Nobel hicieron su trabajo principal ya había sido estudiado anteriormente, pero el énfasis, en aquellos trabajos, se había puesto en la comparación de distintas disciplinas, encontrando que los físicos son generalmente más jóvenes. En este trabajo, que ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, el énfasis se ha puesto más bien en los cambios que ha habido en el tiempo, de tal suerte que Jones y su equipo también encontraron diferencias de edad entre investigadores de distintas disciplinas: por ejemplo, en Química, la frecuencia de descubrimientos hechos sobre los 30 y 40 años de edad se ha incrementado significativamente, mientras que Medicina ha visto un incremento en la frecuencia de descubrimientos hechos sobre los 30 años pero una disminución en descubrimientos realizados después de los 40.

En física, los descubrimientos a principios de los años 20, fueron realizados por gente muy jóven, luego, esta disciplina comenzó a tener una tendencia progresiva hacia descubrimientos hechos por personas cada vez más viejas (que es la actual tendencia).

Pero estas diferencias de edad entre los diferentes campos se ha visto inundada por una tendencia general en el incremento de la edad de los ganadores de un premio Nobel. La misma tendencia se ha visto entre científicos reconocidos pero que no han recibido uno de estos Premios.

Para explicar este “efecto de envejecimiento”, Jones y Weinberg sugieren que ha habido un cambio en la manera de hacer investigación, donde la gente más jóven es mejor realizando trabajos téoricos que trabajo experimental, que requiere experiencia y un mayor grado de conocimiento que en consecuencia favorece a investigadores más viejos.

También sugieren que, dado que el conocimiento se está expandiendo, toma más tiempo acumular el conocimiento necesario para hacer una contribución decisiva. Con la excepción de los físicos de los años 20, el análisis encontró que, con el tiempo, los laureados con el Premio Nobel recibieron su PhD después y esto ha significado un incremento de descubrimientos que dependen de trabajos previos. Esto sugiere, también, una tendencia moderna a recurrir más al conocimiento establecido, una habilidad en la que los científicos más viejos sobresalen.

Fuente: “Experience counts for Nobel laureates”.

Traducción de Julio García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s