Sí hay compuestos orgánicos en Marte y sus niveles son muy altos: Navarro-González

 

  • Fallaron las sondas Vikingo hace 35 años.
  • La teoría de la panspermia tiene validez pero a cortas distanc

Por Julio García.

Pocas personas pueden tener el orgullo de afirmar que su trabajo cotidiano es buscar vida extraterrestre. Mucho menos son aquellos que lo hacen utilizando los instrumentos que provee la ciencia para asegurarse que eso que afirman tenga un sustento empírico que vaya más allá de las palabras, de la especulación y en muchas ocasiones de la charlatanería, como hacen otros, para engañar a los demás.

Uno de estos cazadores de extraterrestres, o al menos de organismos más pequeños que la punta de un alfiler, es Rafael Navarro-González (México, 1959), quien a lo largo de su carrera profesional (es licenciado en Biología por la UNAM y Doctor en Química por la Universidad de Maryland, E.U.A y colaboró con el Premio Nóbel de Química Mario Molina), se ha dedicado a demostrar que las posibilidades de vida en nuestro vecino planeta rojo son muy altas.

El pasado viernes 17 de septiembre ,en una entrevista grabada para el programa de radio Circuito Aleph que se transmite desde Valencia, España, Navarro-González respondió algunas preguntas referentes a su último descubrimiento en torno a la vida en Marte, a los errores de las sondas Vikingo 1 y 2, a la lluvia roja en India y la teoría Panspérmica.

P. ¿Por qué después de 35 años, y después de que había sido descartada la posibilidad de vida microbiana en Marte, se vuelve a retomar esta línea de investigación? Me llama la atención que se retome después de tanto tiempo, cuando en estos 35 años han habido muchas sondas que han pisado suelo marciano…

R. Bueno, hace 35 años la NASA envió dos misiones gemelas a explorar el planeta rojo: esas fueron las misiones Vikingo 1 y 2. Sin duda, estas misiones han sido las mas completas que se han realizado hasta el momento para buscar la posibilidad de vida marciana. En esas misiones se llevaban tres experimentos biológicos que intentaban buscar la presencia de actividad biológica como por ejemplo la detección de fotosíntesis o bien el intercambio de gases que realizan los organismos o, finalmente, la degradación de nutrientes tal y como lo hacen las bacterias en la Tierra. Los tres experimentos tienen resultados positivos pero un poco ambiguos: solamente uno, el de degradación de nutrientes, dio positivo con la respuesta que esperábamos de los seres vivos en la Tierra. Sin embargo, hubo un cuarto experimento que intentaba buscar la presencia de compuestos orgánicos en Marte. Todos los seres vivos en la Tierra estamos conformados por material orgánico, por tanto, si hay compuestos orgánicos en Marte, y la respuesta de los experimentos indicaba la presencia de vida, eso sería un fuerte indicativo de que había vida en Marte. No obstante, la sorpresa que se llevaron los investigadores de la NASA, es que no había detección de compuestos orgánicos. Por ese hallazgo la NASA concluyó que no había vida en Marte y, durante 35 años, nos hemos quedado con la idea de un planeta desolado en ausencia total de compuestos orgánicos.

Esto cambia un poco nuestro panorama ya que hace dos años, en 2008, cuando la NASA vuelve a enviar otra sonda, esa vez se posa en el ártico marciano, su objetivo principal es buscar agua congelada en el subsuelo marciano, la encuentra, pero como un experimento adicional intenta buscar qué sales están presentes en el suelo marciano y allí encuentra que uno de los componentes del suelo marciano, que es el cloro, y que anteriormente se había estudiado su distribución en la superficie de Marte, y que está en concentraciones importantes de casi el 1%… suponíamos que ese cloro estaba en forma de sal de cocina (cloruro de sodio) y la sorpresa que nos llevamos con la misión Phoenix es que el cloro que está en el suelo marciano no era cloruro de sodio sino que era perclorato. Y el perclorato es una sal de cloro altamente oxidado que tiene propiedades especiales… cuando encontramos ese hallazgo yo decidí repetir los experimentos que había hecho la nave Vikingo en Marte… esta vez tomo suelos análogos de Marte en la Tierra (que hemos estudiado con mucho detalle y que son los suelos del desierto de Atacama), lo mezclo con cantidades pequeñas de perclorato de magnesio (la sal que había encontrado la misión Phoenix) y cuando caliento ese suelo en los hornos parecidos a los que hizo la misión Vikingo, me encuentro que las pequeñas cantidades de este material orgánico se habían quemado, se habían convertido en dióxido de carbono, pero, la gran sorpresa que me llevé, es que se habían formado pequeñas cantidades de compuestos organo-clorados, como el clorometano. Y esos compuestos, cuando los detecto, voy a la literatura original y encuentro que estos compuestos ya los habían detectado las naves Vikingo cuando en su momento calentaron el suelo, pero habían sido interpretados como contaminación terrestre… entonces, por esos hallazgos, nos hemos dados cuenta que sí hay compuestos orgánicos en Marte y que sus niveles son muy altos. Pero nos llevó 35 años para poder hacer estos experimentos, ya que nos faltaba un eslabón… que era precisamente la presencia de perclorato en el suelo marciano que fue descubierta hace apenas hace dos años.

P. ¿Por qué eligieron el desierto de Atacama en Chile? O, en otras palabras: ¿cuál fué la intuición que le llevó a sacar todas estas importantes conclusiones?

R. Bueno, hace 10 años comenzamos un estudio para tratar de buscar en la Tierra un lugar parecido a Marte que, según los hallazgos que tenemos de todas las misiones que han ido a Marte, es un desierto (no hay agua líquida). En la Tierra tenemos muchos desiertos, muchos muy grandes, pero no todos se parecen a los desiertos marcianos, porque en los desiertos de la Tierra hay vida macroscópica como vegetación. Pero hay otro desierto en Chile, y este desierto es realmente uno de los más áridos del planeta: la cantidad de precipitación es menor que un milímetro en diez años, y en esta región, que es un desierto muy extenso, nos dedicamos a buscar la zona más “hiperárida” que tuviera características similares a Marte. Replicamos algunos de los experimentos que había hecho la misión Vikingo y, en una región denominada Yungal, que está en el corazón del desierto de Atacama, encontramos que los suelos en esta región tienen niveles muy bajos de material orgánico y que es la región más parecida a Marte en la Tierra.

P. A partir de este hallazgo, ¿considera entonces necesario que las próximas misiones a Marte se tengan que replantear, concentrándose ahora en la búsqueda del ahora famoso perclorato?

R. Bueno, la siguiente misión programada para ir a Marte es la sonda Curiosity (en esta misión yo participo), pero ya es muy tarde para modificar el instrumento y que busque perclorato. Desafortunadamente el robot no ha sido diseñado para buscar estas sales por lo que, su objetivo principal, será buscar compuestos orgánicos y va a repetir experimentos parecidos a los que hizo el Vikingo, es decir que, si hay percloratos, va a poderlos ver de forma indirecta debido a que, cuando se quemen con la presencia de compuestos orgánicos, se van a producir organoclorados. De esa manera podríamos saber que hay presencia de hipercloratos y de material orgánico; pero, adicionalmente a eso, la misión Curiosity será la primera de todas las misiones que se han hecho para exploración espacial, que lleva un sistema de extracción de sistemas orgánicos de extracción del suelo por solventes y de esta manera no va a haber interferencia de la sales durante su análisis, como sucedió con las misiones Vikingo. Como sabemos que los compuestos orgánicos ya están desde hace millones de años en Marte, lo que nuestro hallazgo abre como posibilidad, es que pudiera haber vida, y, por tal motivo, va a hacer importante que misiones futuras se diseñen específicamente para la búsqueda de biomoléculas o de actividad biológica.

P. ¿Cuánto tiempo debemos de esperar los seres humanos para llegar a conclusiones tan excitantes como el hecho de saber que realmente existe vida en Marte o en otros planetas dentro o fuera del sistema solar?

R. La misión Curiosity del 2011, es posible que pudiera resolver esta incógnita. Si detecta compuestos orgánicos que tengan características de seres vivos. Esto se podría resolver en dos años.

P. Una vez tomadas las riendas de la Casa Blanca, y debido a un déficit presupuestario, el presidente Barack Obama anunció un recorte en los programa de la NASA como el proyecto Constelation, ¿cómo cree que afecte este recorte financiero a las futuras misiones a Marte?

R. Sin duda, uno de los objetivos más importantes que tiene la NASA en exploración espacial es la búsqueda de vida en Marte. Esto se había detenido por mucho tiempo debido a las conclusiones, erróneas, a las que había llegado la NASA con las naves Vikingo. Ahora que tenemos estos resultados el programa sigue, pero sin duda pero sin duda va a tener un repunte muy importante y esto va a estar dado, básicamente, por los hallazgos que tengamos de los experimentos que realice en 2011 la nave Curiosity, ya que, si encontramos compuestos orgánicos que nos indiquen la presencia de vida, sin duda la siguiente misión que proyecte la NASA, será para la búsqueda de bacterias.

P. Una mañana de 2001, los habitantes de la ciudad de Kerala en India, se despertaron asombrados porque una lluvia de color rojizo estaba cayendo sobre sus cabezas. Poco después, Godfrey Louis, físico de la Universidad de Cochin, atribuyó este color rojizo a organismos extraterrestres. De hecho, ahora afirma que estos organismos, nunca antes vistos en la Tierra se están reproduciendo. ¿Qué tan ciertas o falsas son estas afirmaciones?

R. Hasta el momento no hay ninguna evidencia que nos indique que haya seres extraterrestres aquí en la Tierra y mucho menos de bacterias. Si estudiamos el DNA o el RNA, podemos nosotros ver que todos los seres vivos en el planeta estamos relacionados y tenemos todos un ancestro en común. Esos seres vivos no los hemos encontrado (hay gente que los ha estado buscando); gente que ha colectado muestras de bacterias en la estratosfera en busca de organismos que pudieran estar lloviendo del espacio y no hay ninguna prueba de eso. Aunque ha habido algunos investigadores que dicen… aunque en las pruebas no se ha podido demostrar.

P. ¿Entonces esta afirmación de Godfrey Louis es completamente falsa?

R. Sí, completamente falsa.

P. En este sentido: ¿está usted a favor o en contra de la teoría Panspérmica? Esta que dice que la vida en la Tierra puedo haber llegado desde el espacio exterior hace millones de años?

R. Bueno, la teoría de la panspermia es una teoría muy vieja que no explica el origen de la vida, sino que nada más atribuye la difusión de la vida en el universo por ese tipo de viajes cósmicos que podrían ser polvo interestelar en cometas o meteoritos. Sin embargo, muy recientemente, hace diez o quince años, esas ideas han vuelto a resurgir porque creemos que sí es posible la panspermia pero no en viajes muy largos, sino, por ejemplo, entre viajes cortos entre Venus, la Tierra y Marte. Ahora creemos que, cuando la vida surgió en Marte o en la Tierra, las colisiones de asteroides y de cometas pudieron haber arrojado rocas de la superficie de los planetas al espacio y estas rocas pudieron haber quedado ahí en un periodo de meses a unos cuantos años y posteriormente caer a otro planeta vecino como podría ser el viaje de Marte a la Tierra o viceversa. En este sentido, tenemos pruebas de que hay meteoritos de tipo marciano en la Tierra y también meteoritos de tipo lunar; en Marte también hemos encontrado meteoritos y no sería descabellado que encontráramos meteoritos terrestres, es decir, rocas de la Tierra, que hubieran llegado a Marte. Estas rocas pudieron tener bacterias que pudieron viajar de un lado a otro. En ese escenario creemos que la vida pudo haberse transportado entre la Tierra y Marte y que pudiéramos tener un ancestro común, aunque no podemos saber dónde se originó la vida: si se originó en la Tierra o en Marte; pero sí podemos afirmar con más seguridad que la vida se pudo haber intercambiado de un planeta a otro.

P. ¿Algo más que quisiera agregar o puntualizar?

R. Sí, yo siento que el encontrar vida fuera de la Tierra sería el descubrimiento más importante que podríamos tener en la biología. Hasta el momento la biología como la conocemos se rige de leyes físicas y químicas que son universales, sin embargo la biología es totalmente terrícola. El encontrar una segunda génesis, un segundo origen de la vida en el sistema solar, ampliaría nuestros conocimientos de lo que sería la biología y el lugar donde la podríamos encontrar sería Marte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s