Investigadores de IBM logran almacenar información en solo 12 átomos

Los grupos de átomos fueron contruídos a partir de un microscópio de efecto túnel.

Los grupos de átomos fueron contruídos a partir de un microscópio de efecto túnel.

Investigadores de IBM han logrado guardar en 12 átomos un solo bit de información. Actualmente guardar un sólo bit de información implica utilzar un millón de átomos para guardarlos en un disco duro moderno, han dicho los investigadores de la empresa, de tal manera que ellos creen que éste es el más pequeño bit jamás guardado.

La técnica abre la posibilidad de producir nuevas formas de memorias magnéticas que puedan sustituir o mejorar a las actuales y a los discos duros de estado sólido.

En este sentido, “apróximadamente cada dos años los discos duros se vuelven más densos y aumentan su capacidad”, ha dicho a la BBC Sebastian Loth, uno de los científicos que en encabezan el estudio.

“La pregunta obvia que hay que hacerse es por cuánto tiempo podemos seguir adelante, ya que los límites físicos fundamentales se encuentra en el mundo de los átomos”.

“La aproximación que nosotros utilizamos es la de ir a los límites y revisar si nosotros podemos guardar información en sólo un átomo, y si no es en un átomo: ¿cuántos tendríamos que utilizar?”, ha dicho. Por debajo de los 12 átomos, los investigadores encontraron que los bits -de manera aleatoria- perdían información y entonces comenzaban a manifestarse efectos cuánticos. Un bit tiene un valor de 0 y 1 y es la forma más básica de información en computación.

“Nosotros seguimos construyendo largas estructuras hasta que salimos de la mecánica cuántica y pasamos al almacenamiento clásico de datos, alcanzando el límite de los 12 átomos”. El grupo de átomos, que fueron mantenidos a muy bajas temperaturas, se organizaron utilizando un microscopio de efecto túnel. Subsecuentemente, los investigadores fueron capaces de hacer 1 byte hecho de 8 de los 12 átomos.

Por otor lado, lo que ha sido central para la investigación es el uso de diferentes materiales con propiedades magnéticas diferentes. De hecho, los campos magnéticos de bits que se forman a partir de materiales ferromagnéticos convencionales, pueden afectar bits vecinos si ellos están comprimidos muy cerca. “En el almacenamiento convencional de datos, la información es almacenada en material ferromagnético, ha dicho Sebastian Loth quien trabaja en el Centro Científico de Láser de Electrones Libres en Alemania.

Loth cree que incrementando el número de átomos entre 150 y 200, los bits pueden volverse estables a una temperatura normal. Esto abre la posibilidad para más aplicaciones prácticas.

“Esto es ahora un reto tecnológico para averiguar sobre nuevas técnicas de manufactura”, ha dicho.

Traducción de Julio García.

Fuente: www.bbc.co.uk